¡ASÍ NO SEÑOR CONCEJAL!

|

Después de participar el pasado viernes 1 de julio en un Pleno del Ayuntamiento de Santa Cruz, en el que defendimos una moción que pedía cambiar el reglamento del albergue municipal por desproporcionado en sus sanciones, amén de otras circunstancias. Moción que fue rechazada por cierto, con los votos en contra de CC y PP, donde lo único que sacamos fue una invitación pública del señor concejal para que participáramos en la Comisión Técnica de Personas sin Hogar de la ciudad, magnánimo el hombre tuvo ese detalle. 


Después de eso, una chica apareció por la puerta del Ayuntamiento con una pancarta y nos fue a decir que había sido usuaria del albergue y había sido muy mal tratada en el centro hasta que la echaron por protestar por una comida. Nosotros la escuchamos, ella aprovechó para dar su testimonio a la prensa que allí había, y con posterioridad la acompañamos al parque público de Santa Cruz que usa como residencia, donde comprobamos su realidad al margen de ver diversa documentación.


 

                                             Oscar García, concejal de Asuntos Sociales


Nuestra sorpresa vino al día siguiente, cuando el señor concejal se despacha en la prensa, diciendo lo que le toca por el puesto que ocupa, esto es, que nuestras acusaciones son infundadas, que todo está perfecto en el albergue, que no sabe nada de esas denuncias, y alguna cosa más. Hasta que nos topamos con el recorte del Diario de Avisos del día 2 de julio, donde en muy pocos renglones se dicen cosas del todo graves.


IMG-20160705-WA0000Primero, leemos en palabras de la propia usuaria afectada, que en el albergue se pega a la gente. Curioso, no es la primera vez que escuchamos algo parecido.


Pero la cosa continúa, porque a continuación en el recorte del DA, desde la concejalía manifiestan que no tienen constancia alguna de ninguna denuncia de esta chica ni de lo que ella aduce, y para rematarlo desde Servicios Sociales comentan que de la usuaria lo único que saben es que hizo un uso fraudulento de una ayuda que aún no ha devuelto.


Sorprendente, y muy grave el recorte y lo que en el se dice. Lo de que pegan, creemos que ya es hora de que se aclare esta repetida cantinela. Lo de que no sabían nada de las denuncias de esta chica en Servicios Sociales, ¡y qué casualidad!, que esta chica guarda copia de dos escritos de queja que dirigió al IMAS con fecha 15 y 17 de febrero, en los que le contaba al señor Concejal lo que le había pasado en el Albergue. En este punto sólo tenemos dos salidas: o el señor concejal mintió a la prensa y a la ciudadanía deliberadamente, o en realidad no sabía nada de esos escritos ni de ningún otro de esta chica. Ambos casos son igualmente graves, por cualquiera de los dos estaría más que justificado el cese del señor concejal por el señor Alcalde.


Y si no es cesado por esto debería serlo por lo último que menciona el recorte, cuando se leen cuestiones muy personales de la afectada y que la dejan en muy mal lugar, vertidas por la concejalía de Asuntos Sociales que tiene la obligación de cuidarla y guardar el debido secreto. No hablamos ya del perjuicio que para el Ayuntamiento tendría que esta señora agraviada decidiera demandar al Ayuntamiento por tales aseveraciones.

En fin, nunca, en los años que llevamos en cuestiones sociales habíamos visto a un concejal pasar los límites que pasa este concejal, poniendo en el disparadero a una señora que vive entre cartones, en un parque, y que además padece una enfermedad grave.



IMG-20160705-WA0001


Todo esto y algunas cosas más hemos puesto en conocimiento del Ayuntamiento, del Alcalde y del resto de grupos, esta misma mañana del 5 de julio.


También pedimos que se nos incluyera en la Comisión Técnica de Personas sin Hogar del Ayuntamiento a ver si podíamos aportar algo en base a nuestra experiencia, aprovechando que nos había invitado el mismo concejal. Parece que ahora ya no está tan claro que vayamos a entrar, donde digo digo digo diego, y resulta que tiene que comunicarlo a ver qué votan, nos dice el concejal, como si fueran un botones que nada tiene que ver en ello, como si no fuera potestad de él decidir quien entra y quien no entra.


En fin, una tomadura de pelo constante, que hoy pusimos por escrito en el Consistorio y en futuros días pondremos por escrito en otros lugares, pidiendo además que le busquen una casa a esta chica, antes de que le pase algo en la calle y tengamos que lamentarlo.


Así no señor Concejal, así no se hacen las cosas.


Un 5 de julio de 2016, desde la Plataforma por la Dignidad

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.