siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube

El consejo de El Corte Inglés nombra este martes el sucesor de Isidoro Álvarez

|




El consejo de administración de El Corte Inglés se reunirá este martes a las cinco de la tarde para nombrar al nuevo presidente tras el fallecimiento de Isidoro Álvarez el domingo en Madrid. En el entorno de la empresa dan por hecho que el máximo órgano de administración de la empresa de grandes almacenes, compuesto por ocho personas en estos momentos, otorgará la responsabilidad del mando a Dimas Gimeno Álvarez, sobrino de Isidoro Álvarez, de 39 años, que representa la cuarta generación familiar al frente del imperio iniciado por el asturiano César Rodríguez en La Habana (Cuba) y que creció con la absorción en 1995 de Galerías Preciados, también proveniente del mismo germen indiano y durante años con más peso que El Corte inglés.


En el relevo también tendrá un papel protagonista Manuel Pizarro, que fue fichado por Álvarez este mismo verano como consejero asesor para temas financieros. Las fuentes consultadas afirman que se presume que el expresidente de Endesa y exdiputado del PP continúe con ese mismo papel de asesor con Gimeno, cuyo principal caballo de batalla se centra precisamente en la deuda de casi 5.000 millones de euros que arrastra el grupo y en mantener el empleo en los más de 93.000 personas que tiene en la actualidad, la principal obsesión de su tío en la crisis.

Gimeno también tendrá que afrontar el reto de rejuvenecer el consejo. Entre sus miembros figuran los veteranos Florencio Lasaga, Carlos Martínez Echevarría y Juan Hermoso, que han acompañado a Álvarez en primera línea de fuego desde que este tomó la presidencia hace 25 años tras morir su tío Ramón Areces. Asimismo están Paloma García, Carlota Areces, Leopoldo del Nogal y los citados Gimeno y Pizarro.

Nacido en Madrid en 1975, Dimas Gimeno Álvarez es licenciado en derecho por la Universidad San Pablo CEU y tiene un Máster en Derecho privado por esta misma universidad y un MBA por IESE. Inició su carrera como vendedor en El Corte Inglés, que compatibilizó con sus estudios universitarios. Se incorporó en 2000 a los servicios centrales de El Corte Inglés en Madrid, donde trabajó en distintas áreas. En 2001 se trasladó a Portugal para colaborar en la puesta en marcha de la filial de la empresa en ese país y del primer centro de El Corte Inglés en Lisboa, y durante los cinco años siguientes participó en el desarrollo de nuevos centros.

En 2006 se inauguró el centro de El Corte Inglés en Oporto, de cuya dirección se encargó Gimeno. Dos años después regresó a los Servicios Centrales de la empresa en Madrid y posteriormente se incorporó a la dirección de ventas. En 2009, fue nombrado miembro del Patronato de la Fundación Ramón Areces y en 2010, designado consejero de El Corte Inglés, cargo que ocupó hasta su nombramiento como consejero director general de la empresa.

Mientras se preparaba el consejo, este lunes la sacramental de San Ginés recibió, en el panteón familiar, los restos de Isidoro Álvarez. En el mismo templo de la madrileña calle del Arenal de Madrid, muy cerca de la Puerta del Sol, fue enterrado el 31 de julio de 1989 su tío y antecesor en el cargo, Ramón Areces.

La muerte de Álvarez ha sido muy sentida en el entorno empresarial y político del país. Como era su deseo, los centros de El Corte Inglés han hecho una jornada normal, abiertos, aunque con la bandera a media asta, mientras por la capilla ardiente han pasado las autoridades para dar al que fuera presidente de los grandes almacenes durante los últimos 25 años.

Entre ellos, el ministro de Economía, Luis de Guindos, que también representó al Gobierno en la despedida de Emilio Botín, presidente del Banco Santander, el pasado sábado en la capital cántabra, afirmó que era una persona y un empresario que "metió a El Corte Inglés en la vida de todos los españoles". En declaraciones a los medios congregados a la salida de la capilla ardiente, por la que también pasaron, además de la Infanta Elena, familiares, amigos y personalidades de la política, la economía y la cultura, Guindos resaltó que el presidente de El Corte Inglés es "una referencia continua para todos".

Su compañera de Gabinete, la ministra de Empleo, Fátima Bañez, destacó la "inmensa labor y la gran personalidad" de Álvarez, al tiempo que subrayó el hecho de que el grupo sea el primer empleador de España y un referente para todos los empresarios. "Era una persona sencilla cercana y siempre dispuesta a ayudar a la sociedad. Siempre apostó por la modernización de su empresa, basada en el talento y en la apuesta por el capital humano y la innovación", dijo.

La presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, agradeció el trabajo realizado por el presidente de El Corte Inglés y su trayectoria profesional. "Todos los españoles le tenemos que estar muy agradecidos. Como española, mi agradecimiento por levantar la bandera de nuestro país en un sector como el del comercio de una manera muy brillante y muy digna", reseñó.

También acudió a la capilla ardiente el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González; el ministro de Industria, José Manuel Soria; la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá;el presidente de Endesa, Borja Prado; el exministro de Economía socialista Carlos Solchaga y el exjuez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, quien lamentó la "pérdida irreparable de una perosna excelente" del presidente de El Corte Inglés.

El secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, subrayó que El Corte Inglés "ha pasado por esta crisis de manera impecable y sin hacer ruido, lo que es un gran mérito", teniendo en cuenta cómo ha caído el consumo.

César Alierta, presidente de Telefónica y del Consejo Empresarial para la Competitividad del que Álvarez formaba parte, destacó la personalidad y el trabajo realizado Álvarez, cuya labor es "irrepetible". "Lo que ha hecho por toda la familia, por todos los trabajadores de El Corte Inglés y por España es irrepetible. Ha sido un compañero y un modelo", añadió. Parecidos elogios recibió de Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola; de Pablo Isla, de Inditex; de Juan Roig, de Mercadona, y de representantes del sector del comercio y distribución.

Al entierro asistieron los exministros Rodolfo Martín Villa y Mariano Fernández Bermejo, la exvicepresidenta del Gobierno María Teresa Fernández de la Vega o la alcaldesa de Madrid, Ana Botella. Y, del mundo empresarial, Esther Koplowitz y su hija, Esther Alcocer, Alberto Cortina y Alberto Alcocer, Tomás Pascual, Antonio Huertas o Jaime Botín. “Era un hombre fiel a su discurso, trabajador, discreto y comprometido con su empresa y su país”, glosó el sacerdote José María Martín Patino.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.