siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube

El hambre en el mundo crece por tercer año consecutivo y sacude a más de 820 millones de personas

|


POBRES


MADRID


El número de personas con desnutrición a causa del hambre en el mundo aumentó hasta los 821 millones en 2017, frente a los 815 millones de 2016 y los 782 de 2015.


Esto supone que uno de cada nueve habitantes del planeta viven al borde de la hambruna, según el informe 'El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo' presentado este martes en Roma, que elaboran la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), el Programa Mundial de Alimentos (WFP), el Fondo Internacional de Emergencia para la Infancia (Unicef) y la Organización Mundial de la Salud (OMS).


En rueda de prensa, el director general de la FAO, José Graziano da Silva, admitió que “esta es la tercera vez consecutiva que anunciamos un aumento del hambre en el mundo”, y advirtió que los conflictos armados de larga duración, pero también el cambio climático, “nos hacen dar pasos atrás” en el objetivo de lograr "el hambre cero para 2030”.


En la presente edición, el informe se centra en analizar el impacto del cambio climático en la seguridad alimentaria. Según sus conclusiones, la variabilidad climática y la exposición a condiciones extremas cada vez más violentas pueden revertir los grandes avances conseguidos en la lucha contra el hambre y la desnutrición. Los conflictos armados siguen siendo la principal cuasa del hambre, pero el cambio climático también “es responsable del incremento en el número de personas con malnutrición”, apuntó Da Silva. Como ejemplo, citó el efecto de la sequía en el Sahel, que ha causado 24 millones de desplazados climáticos.


REPARTO DEL HAMBRE


Explicó que el hambre es "significativamente mayor" en los países agrícolas que tienen una gran dependencia de las precipitaciones o que están expuestos a las sequías. Los cambios en el clima están socavando la producción de algunos cultivos importante como el trigo, el arroz y el maíz en las regiones tropicales y templadas, prosiguió, con lo que "si no se desarrolla resiliencia climática", la situación empeorará a medida que las temperaturas aumentan y se vuelven más extremas.


África vuelve a ser el continente con el mayor porcentaje de población malnutrida, con más de 256 millones de personas que pasan hambre (un 20% del total), cifra que supone un empeoramiento respecto a los 243 millones del año pasado


En Asia, La tendencia a la baja también se ralentiza. El continente alberga a 515 millones de personas hambrientas (cinco menos que en 2016), un 11,4 % de su población. Por otro lado, el hambre cayó muy levemente en América Latina y el Caribe, al pasar de 42 millones en 2016 a 39 en 2017.


El informe revela además que casi 151 millones de niños menores de cinco años de todo el mundo (más del 22%) presentan problemas de crecimiento asociados a la malnutrición, esto es, son demasiado bajos para su edad a causa del hambre.


Con todo, son las zonas rurales de los países en vías de desarrollo donde se concentra el mayor porcentaje de personas hambrientas. Cerca de 3.000 millones de hombres, mujeres y niños viven en estas regiones, donde se deberían concentrar la mayor parte de los recursos y de los programas previstos. Esta es una de las principales conclusiones del informe, que aboga también por un enfoque integrador “no exclusivamente humanitario”, por “replicar” las iniciativas y los casos de éxito.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Libre@Diario