siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube

Cuidado con los préstamos rápidos

|


PRESTAMOS


MADRID


A diario se ve en televisión, radio, Internet y hasta en periódicos “fabulosos” préstamos rápidos, ofreciendo una buena cantidad de dinero con tan solo hacer un “clic” en la solicitud.


Se trata de una propuesta muy tentadora, en especial en esta época de vuelta al cole cuando muchos padres tienen que pagar matrículas escolares, libros, transporte y demás gastos relacionados.


Préstamos rápidos, ¿la solución que necesitas?


Para muchos, los préstamos rápidos pueden ser una solución perfecta, pero muchas veces terminan siendo en un gran dolor de cabeza. ¿A qué se debe? ¿Se trata de una estafa?


De acuerdo con fuentes relacionadas, en España existen actualmente más de 1000 empresas de préstamos rápidos. Casi todos prometen “cero engaños” y que incluso prestan dinero a aquellas personas que figuren en ASNEF, asegurando que confían en la buena fe y capacidad de pago de los usuarios.


Estas ofertas son muy tentadoras, si se toma en cuenta que el 41 % de las familias españolas no tiene capacidad de afrontar gastos repentinos, como las matrículas escolares, cuentas médicas, un viaje inesperado, etc., según estimaciones de la Asociación Española de Micropréstamos (AEMIP).


No hace falta ser un genio para intuir que un préstamo rápido con tantas ventajas para el beneficiario debe encerrar algo nada agradable, como por ejemplo, unas tasas de intereses muy altas (hasta del 5000 %), plazos de pagos poco convenientes y acoso por parte de las empresas de cobro.


Pero, ¿cómo ocurren estas estafas? ¿Por qué las personas caen en ellas sin darse cuenta del engaño? ¿Qué se puede hacer para no ser víctima de estas estafas?


Errores al solicitar un préstamo rápido


Por supuesto que sí hay empresas responsables que ofrecen prestamos rápidos realmente beneficiosos, con tasas de intereses justas y plazos de pagos a conveniencia del beneficiario, entonces ¿qué sucede con otras empresas?


El gran problema es que muchas de ellas no son honestas y no explican claramente sus condiciones. Cuando el solicitante del préstamo se da cuenta de que ha sido estafado ya es demasiado tarde.


Aunque los solicitantes del préstamo tienen derecho de pedir un contrato en papel, para leer muy bien la “letra pequeña”, la mayoría necesita ese dinero rápidamente y acepta el crédito, confiando simplemente en las explicaciones ambiguas plasmadas en la página web de la empresa.


Después de hacer “clic” en aceptar y recibir el dinero en cuestión de minutos, comienza la pesadilla.


Stock exchange


Se han escuchado testimonios de personas que han solicitado préstamos rápidos, creyendo que la primera cuota de pago sería fraccionada, pero en realidad la empresa les exige pagar la totalidad del préstamo en una sola cuota.


Ante la imposibilidad de pagarla de una vez, estas empresas venden su deuda a empresas de cobro sin que el “beneficiario” se dé cuenta, y son estas empresas las que comienzan una feroz cacería para cobrar la deuda.


Incluso hay denuncias de que estas empresas de recobro llaman a las personas entre 10 y 12 veces al día, incluso a altas horas de la madrugada, los insultan, profieren amenazas y por cada día que pasa de impago, se acumulan hasta 9 % de intereses.


Es decir, una persona que haya solicitado 800 € de préstamos, de la noche a la mañana tienen que pagar hasta 10.000 €.


Por supuesto que muchas víctimas demandan a estas empresas ante los tribunales, pero desde el punto de vista legal hay muchas áreas grises en lo que se refiere a los préstamos rápidos en España.


Mientras no se defina una legislación que regule esta actividad, las sentencias pueden ser variadas. Solo imaginar que una simple deuda termine en una batalla judicial debe impulsar a cualquiera a asegurarse muy bien antes de solicitar un préstamo rápido.


CADENA

Medidas para evitar estafas en préstamos rápidos


Para no ser víctimas de estafas, es necesario leer muy bien y varias veces las condiciones en el contrato.


Si el documento está borroso y no hay manera de leerlo, es mejor no solicitarlo y buscar otra empresa. Si el solicitante no necesita ese préstamo urgentemente, entonces debe pedir el documento de contrato por escrito en un papel, debidamente identificado con el nombre de la empresa.


La clave del éxito en los préstamos rápidos es la información. Por mucha necesidad que se tenga del dinero, más vale leer muy bien las condiciones del contrato antes de cometer el peor error de tu vida.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Libre@Diario