siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube

Aqualia termina su contrato con el Ayuntamiento de Santa María de Guía (Gran Canaria), con quien está querellado

|


AQUALIA


GRAN CANARIA


La empresa de gestión de aguas, Aqualia, ha finalizado su relación contractual con el Ayuntamiento de Santa María de Guía (Gran Canaria) tras una veintena de años gestionando el servicio municipal de aguas.

En este sentido, Aqualia ha informado que tras concluir el plazo previsto de duración del acuerdo ha entregado al Consistorio las instalaciones del servicio "conforme a las previsiones de su contrato y a la legislación aplicable al mismo, preavisando al Ayuntamiento con dos meses de antelación", según han informado la empresa en un comunicado.

Respecto a los antecedentes en la relación entre el Ayuntamiento y Aqualia, la empresa recordó que en el año 2009 acordó con el Consistorio poner fin anticipadamente al contrato pero el acuerdo "no surtió efectos", ya que estaba condicionado por la licitación de un nuevo contrato para seleccionar otro gestor del servicio.

Sin embargo, puntualizó Aqualia, el Ayuntamiento "no llevó a efecto en estos nuevo años" la convocatoria de un nuevo contrato, ya que "le resultaba mucho más económico no pagar esa deuda, no equilibrar económicamente el servicio, y mantener el contrato obligando a Aqualia a subvencionar y financiar el mismo".

Añade que en estos nueve años el Ayuntamiento de Santa María de Guía "ha dejado de abonar" a Aqualia los trabajos y servicios realizados durante el citado periodo, "incrementando con ello el déficit patrimonial del contrato".

Asimismo, indican que dicho acuerdo de resolución establecía, entre otras cosas, un periodo de seis meses para que el Consistorio "pudiera licitar y adjudicar el servicio, momento en el que se haría efectivo por parte del Ayuntamiento el pago de la correspondiente liquidación a favor de Aqualia, sin que a fecha de hoy --a pesar de que la empresa aceptó ampliar por plazos idénticos, seis meses hasta en dos ocasiones-- se haya hecho efectiva ni la resolución, ni la liquidación acordada".

Todo ello, agregó, por lo que consideran "única y exclusivamente, a la inactividad y desidia del Ayuntamiento, que ha tenido nueve años para dar efectivo cumplimiento al mismo, sin que haya realizado las gestiones mínimas necesarias tendentes a cumplir con las obligaciones del acuerdo de resolución".

Por todo ello, creen que la "única" finalidad del Ayuntamiento de Santa María de Guía "ha sido mantener atrapado indefinidamente y sin remedio a Aqualia en una relación contractual deficitaria", de la que inciden era "plenamente conocida, obligándola a financiar sin límite las necesidades del servicio municipal".

Finalmente, apuntó que actualmente existe un contencioso administrativo presentado por Aqualia y que es "superior a seis millones de euros". 


Aqualia asegura que "no" existe vertido de aguas residuales en el barranco de Malfú de Ingenio (Gran Canaria)


La empresa encargada de la gestión del Servicio Municipal de Aguas de Ingenio (Gran Canaria), Aqualia, ha asegurado este martes que "no" existe vertido de aguas residuales en el barranco de Malfú, en el citado municipio.

De este modo, Aqualia ha querido desmentir a través de un comunicado, dirigido al Ayuntamiento de Ingenio, que se hayan producido vertidos "incontrolados de aguas residuales procedentes de la Estación de Bombeo de Aguas Residuales (EBAR)" en el citado barranco, a su paso por el Polígono Industrial de Las Majoreras, la pasada semana, según informó la empresa en nota de prensa.

En este sentido, aseguran que ante las informaciones aparecidas en las que el colectivo La Vinca Ecologistas en Acción denunciaba un vertido de aguas residuales en el barranco de Malfú, técnicos del Ayuntamiento de Ingenio, así como el jefe de Servicio de Aqualia "pudieron comprobar que el vertido de aguas residuales de la EBAR las Majoreras no existía".

Asimismo, indican que la EBAR se encuentra actualmente "a pleno funcionamiento". En relación con ello, han querido recordar la necesidad de concienciar a la población sobre "un problema de rigurosa actualidad existente en todas las redes de saneamiento, en concreto, en las estaciones de bombeo de aguas residuales como la de Las Majoreras".

Al respecto, exponen que estas infraestructuras se encuentran "sometidas diariamente a un excesivo trabajo debido a la utilización masiva de toallitas húmedas en los hogares", lo que indicó provoca una "acumulación de fibras y tejidos en las tuberías de saneamiento, causantes de estos enormes atascos, bloqueos, roturas internas por calentamientos", entre otros, en las tuberías y en los equipos de bombeo encargados de impulsar el agua residual hacia la planta depuradora.

Por ello, puntualizan, que con el fin de promover este tipo de conductas "responsables", el Ayuntamiento y Aqualia lanzaron el pasado verano la campaña 'No lo tires' en la que a través de banners y un folleto insertado en la factura del agua de todos los ciudadanos, se advertía de las consecuencias negativas de arrojar residuos al inodoro (toallitas, aceites o fármacos).

De este modo, afirman, Aqualia muestra "su preocupación por mejorar la calidad" del servicio prestado y en relación a las toallitas recuerda que una conducta "responsable en el uso del agua debe ir encaminada no sólo a un consumo racional del recurso, sino a la correcta devolución del mismo a su entorno natural con todas" las garantías de sostenibilidad. 


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Libre@Diario