siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube

Las víctimas de la tragedia de Spanair denuncian que diez años después aún no han visto el informe del accidente

|

MADRID


MADRID / CANARIAS / La presidenta de la Asociación de Afectados del Vuelo Jk5022 (AAVJ), Pilar Vera, denunció este lunes que las víctimas aún no han podido ver los documentos y el informe del accidente de Spanair elaborados por la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil (Ciaiac).


La Asociación de Afectados del Vuelo JK5022 (AVJK5022) ha criticado que "todo siga igual" tras el accidente de Spanair que costó la vida hace ahora diez años a 154 personas y ha afirmado que esta situación "condena" a todos, en especial a los canarios, que solamente pueden usar el avión para trasladarse fueras de las islas.


En este décimo aniversario de la tragedia, que conmemoramos con la misma esperanza que cada uno de los años que nos ha traído hasta aquí, manifestamos nuestro más profundo compromiso con la justicia y la verdad para 154 ausentes que se marcharon sin querer", dijo el vocal de la asociación, Federico Sosa, durante la ofrenda floral que tuvo lugar en el monumento 'Luces en el vacío' de la zona de la Puntilla de La Playa de Las Canteras de la capital grancanaria.

De esta manera, hizo especial hincapié en que los familiares se siguen preguntando el motivo por el que "el Estado se ha empecinado en no revisar su sistema, en no cuestionarse qué falló aquel fatídico día para que se produjera el desastre aéreo más catastrófico en España en los último 30 años".

Sosa insistió en que la AVJK5022 sigue luchando por lo que consideran "honesto". "No pueden morir 154 personas --continuó-- y que todo siga igual porque eso nos condena a todos, especialmente a los canarios, cuya única opción es el avión como medio de transporte para su colectividad".

Asimismo, el vocal resaltó que los afectados por el accidente tienen la convicción de que las causas de esta tragedia está "por descubrir", considerando que la Comisión de Investigación "depurará" las responsabilidades políticas y "alumbrará" la oscuridad que ha ocultado las causas de un accidente "evitable".

"Eso creemos después de haber dedicado estos diez años a investigar qué pasó, qué falló y por qué se produjo. Diez años sin ellos nos han hecho más vulnerables pero también más fuertes en nuestro compromiso con su memoria y su recuerdo. Por ellos hemos aguantado estos diez dolorosos años y seguiremos hasta lograr lo que tanto ansiamos: justicia y verdad", concluyó Sosa.

AGRADECIMIENTO DEL CABILDO AL TRABAJO DE LA AVJK5022

Por su parte, el presidente en funciones del Cabildo de Gran Canaria, Pedro Justo Brito, quiso mostrar el agradecimiento de la sociedad canaria al trabajo que desarrolla la asociación.

En primer lugar, destacó la importancia de su labor para la mejora de la seguridad aérea en España. "Es una situación que estaba paralizada y han conseguido moverla. Es muy positivo que lo hayan conseguido porque han conseguido un logro para todos", explicó.

Finalmente, Brito no se quiso olvidar de las repercusiones que la AVJK5022 tiene para alcanzar una democracia real, que, dijo, "es aquella en la que un ciudadano de a pie siente que si es víctima de un atropello o de una injusticia tiene posibilidad de se le resarza". 


FEDERACIÓN DE SEGURIDAD DE VUELO


Además, la asociación de víctimas también pidió la creación de una federación de seguridad de vuelo, un tipo de entidad que ya existe en otros países como Estados Unidos o Italia.


Pilar Vera explicó que cuando suceden otras tragedias aéreas, hay muchos ciudadanos que se dirigen a ellos “en vista de que ni el Estado ni nadie les ampara y nosotros les damos asesoramiento y comprensión, pero habría que crear esa federación para darles asesoramiento jurídico y ayudarles a investigar y dar cobertura a las familias”.


Clavijo destaca la "lucha incansable" de los afectados por el accidente de Spanair


El presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, ha destacado este lunes la "lucha incansable" de la asociación de Afectados del Vuelo JK5022 (AVJK5022) en el décimo aniversario del accidente aéreo de Spanair.

"Hoy se cumplen diez años de la tragedia que permanece viva en nuestra memoria. 154 víctimas y 18 heridos que siguen muy presentes por la lucha incansable de la AVJK5022. Es su tesón, su coraje, su lucha en la búsqueda de la verdad la que mantiene viva su luz", ha escrito el jefe del Ejecutivo regional en su cuenta en Twitter.

El 20 de agosto de 2008 el vuelo JK5022 de Spanair, que cubría la ruta Madrid-Gran Canaria, se estrelló poco después de despegar en el aeropuerto de Madrid-Barajas protagonizando una de las tragedias aéreas más graves en España, en la que fallecieron 154 personas y otras 18 resultaron heridas.

Tras la quiebra de la aerolínea en 2012 y el cierre de la causa judicial hace ahora seis años, la Asociación de Afectados del Vuelo JK5022 continúa luchando para que diez años después de la tragedia aérea más grave de los últimos 30 años en España --la peor hasta la fecha fue el choque de dos aviones en Los Rodeos (hoy llamado Tenerife Norte) en 1977 donde fallecieron 583 personas--, lo ocurrido sirva para el reconocimiento de los derechos de afectados de accidentes aéreos y, sobre todo, se elimine cualquier falla en el sistema de aviación civil.

Los afectados confían en que la Comisión de Investigación del accidente del vuelo JK5022 --que echó a andar en el Congreso el pasado mes de julio y se retomará en septiembre-- contribuya a depurar responsabilidades y a arrojar luz sobre las circunstancias del accidente que contribuyan a "remover un sistema que, a pesar de 154 muertes, no se ha puesto en revisión". 


ACCIDENTE


EL RELATO.-


El 20 de agosto de 2008 un avión MD-82 de la compañía Spanair despegaba del aeropuerto Madrid-Barajas (España) con destino a Las Palmas de Gran Canaria y un minuto después impactaba contra el suelo. A bordo viajaban 172 personas. Perdieron la vida 154 y 18 resultaron heridas.


Era la segunda vez que la aeronave intentaba despegar aquel día. La primera había tenido lugar una hora antes, pero el comandante se vio obligado a abortar el despegue porque la sonda responsable de determinar la temperatura del aire marcaba 99 grados en lugar de los 28 reales. Los técnicos de mantenimiento inspeccionaron el aparato y consideraron que el problema se resolvería extrayendo el fusible Z-29 y desactivando la sonda.


Minutos después, el comandante y el copiloto retomaban las maniobras para el despegue. Lo hicieron sin configurar correctamente las alas de la nave. Un error del que debería haber alertado a tiempo el sistema TOWS. Segundos después, el MD-82 se arrastraba durante 1.200 metros antes de explotar.


Los 10 años que han pasado desde entonces no han sido suficientes para determinar quién fue responsable de lo sucedido en última instancia. El 10 de mayo de 2017, Francisco Vasques-Tenreiro, abogado de la Asociación de Afectados del vuelo JK5022, recordaba al entonces ministro de Fomento español, Íñigo de la Serna, la gravedad de la situación en la que siguen estancados los familiares de las víctimas.


"Casi una década después, ninguna persona física, jurídica o institucional ha sido considerada responsable de la tragedia, más allá de los pilotos, que pagaron el entuerto con sus vidas, y de la aerolínea Spanair, que ha desaparecido".


Efectivamente, la aerolínea española cesó todas sus operaciones el 28 de enero de 2012 tras varias rondas de desesperadas e infructuosas negociaciones con sus socios de Star Alliance para que estos sacaran a flote una compañía demasiado marcada ya por la tragedia.


Diez años después se sigue criticando la forma de gestionar el accidente y 10 años después la legitimidad de la posterior investigación sigue envuelta en dudas. Según un informe de la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil (Ciaiac) de 2011, el avión se estrelló debido a que los alerones que se despliegan durante el aterrizaje y el despegue no se desplegaron y porque aquel sistema llamado TOWS no funcionó, pero los familiares de las víctimas no están satisfechos con los motivos que se arguyen y con que no se hayan depurado responsabilidades. ¿Por qué no se desplegaron los alerones? ¿Por qué el sistema no funcionó? ¿Por qué se solucionó el problema inicial extrayendo el fusible Z-29 y desactivando la sonda?


La Asociación de Afectados del vuelo JK5022 exige al Ministerio de Fomento conocer la "ingente cantidad de información" que se utilizó para elaborar aquel informe. Una información "absolutamente desconocida" por las víctimas incluso en 2018. La solicitud de desclasificación de esos mismos documentos fue remitida en 2017 y a ella De la Serna respondió que la información técnica sobre un accidente de aviación "es información reservada".


A aquel documento aportaron información las autoridades aeronáuticas de Estados Unidos —donde se fabricó el avión-, la empresa Boeing —responsable del avión MD-82-, Pratt & Whitney —la empresa que fabricó los motores de la aeronave-, la Dirección General de Aviación Civil española, las agencia europea y española de seguridad aérea y Spanair.


En 2012 la Audiencia Provincial de Madrid halló motivos suficientes para culpar de lo ocurrido a los dos técnicos que trataron el error en el sistema de temperatura del MD-82, quienes recurrieron ante la Audiencia Provincial y lograron archivar la causa por no existir "prueba alguna de que la actuación de los técnicos hubiera provocado el accidente".


Casi una década después, ninguna persona física, jurídica o institucional ha sido considerada responsable de la tragedia más allá de los pilotos, que perdieron la vida en el accidente.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Libre@Diario