siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube

Podemos Canarias exige una solución habitacional para las familias de Lanzarote

|


MILA


LANZAROTE 


  • La situación es tan grave que los Servicios Sociales han amenazado a varias madres con quitarles la custodia de sus hijos por encontrarse en situaciones extremas.
  • La representante de la Plataforma por una Vivienda Digna en Lanzarote ha relatado a Podemos Canarias las duras historias de estas madres, que han tenido que okupar casas para no quedarse con sus hijos en la calle.
  • “No se trata de familias desestructuradas, se trata de familias trabajadoras, que han luchado toda su vida”, comentó la consejera de Podemos Canarias, Mila Hormiga.


Podemos Canarias se hace eco de las denuncias de la Plataforma por una Vivienda Digna en Lanzarote, un grupo que se encuentra actualmente desbordado por todos los casos de desahucios que se están sucediendo en la isla conejera.


La Plataforma por una Vivienda Digna de Lanzarote no para de recibir peticiones de ayuda de familias que han recibido órdenes de desahucio o que se ven presionadas para abandonar sus hogares. La gravedad es tal, que los Servicios Sociales ya han advertido a varias familias que si no encuentran una vivienda en condiciones para sus hijos, se verán obligados a trasladarlos a centros o familias de acogida.


La turistificación de la vivienda y la precariedad laboral son una bomba explosiva que está amagando la vida a muchas familias en Lanzarote. Las madres, porque son ellas las que se mueven para conseguir una alternativa de vida, Ana Cecilia, Guaya, Angy, Salim o Elsa, se encuentran en situaciones precarias y sin respuesta por parte del Instituto Canario de Vivienda a pesar de las reuniones que han mantenido.


Se trata de personas que tienen informes sociales para acceder a viviendas de protección, que se encuentran con varios hijos e hijas menores a cargo en situaciones críticas y con órdenes de desahucios”, explicó Elsa Betancort, representante de la plataforma.


Angy está en situación de emergencia, es madre soltera con dos menores, desempleada y pendiente de una tramitación de minusvalía. Se le prometió una vivienda de protección oficial y, como no ha recibido ninguna respuesta desde la solicitud, está viviendo de okupa, sin agua ni luz”, relata Betancort.


En el caso de Salim, se trata de una familia con seis hijos que había sido desahuciada. La directora del Instituto Canario de la Vivienda se comprometió a darle una vivienda que tardaría diez días en habilitarse. “Desde la plataforma nos dicen que han pasado dos meses y continúan sin casa, desprotegidos”, comentó Mila Hormiga, consejera de Podemos Canarias.


La plataforma se ha reunido varias veces con la directora del Instituto Canario de Vivienda, que le prometió una alternativa para todas estas personas que están semidesahuciadas. “Nos dijo que arrancaría el proyecto Más viviendas por familias en Canarias y no lo está haciendo”, declaró la responsable de la plataforma. Sin embargo, nada ha cambiado.


El caso de Ana Cecilia ya es público gracias a lo medios de comunicación que contaron su historia. Pretenden sacar a una familia de su casa en Arrecife. “Ana Cecilia está ahora a la espera de su juicio. La directora de Vivienda negó públicamente que su familia tuviera la categoría de vulnerable, a pesar de que tiene ya una resolución favorable para acceder a una vivienda publica. Y de eso tendrá que rendir cuentas”, exigió Hormiga.


El último caso que llegó a la plataforma es el de Guaya, una chica que tiene agorafobia y dos hijos de 14 y 16 años. Los echaron de su casa y ahora viven en un garaje prestado, utilizan un baño químico y una cocina de gas para cocinar. Los Servicios Sociales ya les han advertido que, de no mejorar su situación habitacional, se vean obligados a quitarle la custodia de sus hijos. “Están desesperados y encima son los propios funcionarios los que los derivan a nosotros, como si ellos no pudieran ayudarles más que la plataforma. Me parece muy fuerte”, detalla Elsa Betancort.


Se trata de familias que lo están pasando realmente mal y no tienen más remedio que okupar viviendas vacías. “Necesitamos medidas urgentes para paliar la angustia de esta gente que se está viendo en las calles. La solución no es quitarle los hijos”, dijo la represente de la plataforma apoyada por Mila Hormiga.


No se trata de familias desestructuradas, se trata de familias trabajadoras, que han luchado toda su vida. Sus problemas son económicos y no de otra índole, derivados de la precariedad en los contratos y de la presión del alquiler vacacional”, expuso la consejera de Podemos en las islas.


La representante de la Plataforma también denunció las trabas en el acceso a las ayudas al alquiler del Gobierno de Canarias: “Si tú no tienes contrato a enero de 2018, no puedes pedir la ayuda. Y todos los alquileres están de 600 euros para arriba. ¿Cómo pretenden que lo hagamos?”.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Libre@Diario