siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube

Unid@s se puede afirma que no se está cumpliendo el compromiso de recuperar como bien público la ciudad deportiva de Geneto

|


Ciudad Deportiva Geneto


LA LAGUNA / TENERIFE


El portavoz de Unid@s se puede en el Ayuntamiento lagunero, Rubens Ascanio, asegura que no se está desarrollando adecuadamente la moción acordada en marzo de 2016 a propuesta de su grupo, para preservar las instalaciones deportivas utilizadas por el Club Deportivo Tenerife en Geneto, en el que por unanimidad se pedía al Cabildo “un estudio sobre la viabilidad de recuperar la inversión realizada”, de cara a “una posible adquisición por la institución insular”, en base de los convenios firmados entre el club deportivo y el Cabildo.


Las noticias por las que se anuncian que el Cabildo destinará otros nueve millones de euros en obras de mejora de estas instalaciones, para que las mismas sigan en manos de una entidad deportiva privada y sin ejecutar la posibilidad real de recuperar un uso 100% público de estos terrenos, se explica únicamente con forma de seguir financiando por la puerta de atrás a un club que, por mucho cariño que le tengan las tinerfeñas y tinerfeños a sus colores, es una Sociedad Anónima”, explica.


Recuerda que el Club Deportivo Tenerife eligió en los noventa la zona de Geneto, concretamente el espacio conocido como El Cubanito, para el desarrollo de esta actividad, sobre un espacio de 106.995,50 metros cuadrados de antiguos campos de cultivo, en una parcela que según el PGO vigente está destinada a usos deportivos sobre suelo urbano consolidado.


El 19 de marzo de 1999 el expresidente de la entidad blanquiazul, Javier Pérez, registró en el Cabildo de Tenerife una propuesta por la que se pedían 350.000.000 de pesetas, unos 2.103.542,37 euros, para colaborar con la puesta en marcha de la Ciudad Deportiva, convenio que se formaliza a finales de ese mismo año. El argumento era que “la ciudad deportiva a construir tendrá una incidencia acusada e importante sobre la juventud de la Provincia de Tenerife” y además que “las instalaciones una vez terminadas tendrán un uso provincial y fundamentalmente insular en beneficio de la promoción del deporte base en la provincia de Santa Cruz de Tenerife, con el consiguiente interés público de las mismas”. Según el informe del servicio de Hacienda del Cabildo, el coste total del proyecto rondaba los 1.600 millones de pesetas, unos 9,6 millones de euros, aunque no se tiene constancia del gasto de esta cantidad en ninguno de los expedientes consultados. En el dictamen de 16 de octubre de 200, el contrato de las obras cubiertas por el Cabildo se presupuesta finalmente en 402.684.163 pesetas, unos 2,4 millones de euros, cubriendo movimientos de tierra, saneamiento, pavimentos, riego y equipamientos.


El 30 de octubre de 2002, se puso en marcha la Segunda Fase de la Ciudad Deportiva, que implicó que entre 2002 y 2005 el Cabildo aportó otros 3.906.578,68 euros para la realización de diversas mejoras. El portavoz de Unid@s se puede indicó en la moción que defendió en el pleno, que “tras la inversión de más de seis millones de euros realizada por la institución insular, a cargo de los presupuestos públicos”, menos de cuatro años después el secretario del Consejo de Administración del CD Tenerife SAD, Fernando Díaz-Llanos Iglesias, certificaba en un documento público que el estado de las instalaciones es muy malo “dada la precaria situación económica” por la que atraviesan. Literalmente describe un panorama en el que “el césped natural se ha perdido por imposibilidad de abonar las facturas de los proveedores de agua de riego. El césped artificial, por falta de riego, pone en peligro la integridad física de los deportistas. Hay falta de vigilancia para satisfacer un mínimo de seguridad. No se dispone de personal adecuado para el mantenimiento. La iluminación artificial no se ha podido poner en marcha por falta de liquidez para pagar las tasas correspondientes ante los organismos competentes y el importe del certificado final de obra”.


Esta situación y la gran inversión pública realizada fue el argumento usado por el Cabildo para firmar un nuevo convenio por el que se la empresa pública Ideco abonó 131.399,05 euros anuales más entre 2005 y 2011 para cubrir el 100% del coste del servicio hasta el año, lo que implicó el desembolso de 919.793,35 euros, más 60.000 euros gastados en el año 2012. “Con esta nueva fase de convenio, por el que se abonarán otros 9 millones de euros más, estamos hablando de una inversión total que ronda los 18 millones de euros, muy por encima del valor total de los terrenos según los datos de la propia entidad”, manifiesta.


En este sentido el portavoz de Unid@s se puede indica que “con el convenio en la mano se podrían recuperar los terrenos para su gestión totalmente pública, aunque parece que el interés del Cabildo es el de seguir financiando al Tenerife”. Explica que la entidad deportiva “ya intentó que el Plan General de la etapa de Fernando Clavijo permitiera recalificar estos terrenos de uso deportivo por el de oficinas e industrial, lo que hubiera supuesto la pérdida de los casi 9 millones invertidos y de un gran espacio deportivo en el municipio”. Ascanio espera que el Gobierno local “reclame al Cabildo por el cumplimiento del acuerdo plenario de hace dos años, antes de seguir firmando convenios millonarios con el Club Deportivo Tenerife, ya que debe ser prioritario proteger los usos comunitarios frente a los especulativos”.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Libre@Diario