siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube

Un millón de carnívoros acuáticos: el escape masivo de salmones en Chile destroza el ecosistema

|


SALMON


SANTIAGO / La fuga de 900.000 ejemplares de salmón de un criadero en el sur de Chile generó un daño irreversible al ecosistema, dijo a Sputnik la vicepresidenta de la filial nacional de la organización Oceana, Liesbeth van der Meer, experta en acuicultura de estos peces.


"El escape de 900.000 salmones se considera una fatalidad, y nosotros creemos que esto generó un daño ecosistémico irreversible", afirmó Van der Meer, veterinaria especializada en salmonicultura, manejo de recursos naturales y economía pesquera.


El 5 de julio, más de 900.000 salmones que eran criados por la empresa noruega Marine Harvest en el sur de Chile escaparon de sus jaulas, supuestamente a raíz de una tormenta.


En opinión de Van der Meer, el problema mayor de este escape radica en el daño que los mismos salmones producirán en las cercanías de la sureña Isla Huar, donde se encuentran las jaulas de la empresa.


"Es común que se produzcan escapes de salmones, pero este fue especialmente grave por la cantidad", dijo.


Van der Meer explicó que "escaparon 900.000 peces que pesan cada uno 3,4 kilos, eso significa que en total escaparon tres millones de kilos de salmón", y agregó que "haciendo un símil, son 6.800 vacas".


"Los salmones son carnívoros, y aunque hayan sido criados en jaulas y alimentados con pellet, al salir van a consumir cualquier otra especie que sea más chica que ellos", dijo.


La situación fue considerada de "máxima gravedad" por organizaciones ambientalistas como Greenpeace, por el el daño que producen los salmones en el hábitat y porque gran parte de esos ejemplares estaban siendo tratados con antibióticos.


La empresa sostuvo que está en un proceso de recaptura de los ejemplares fugados, y hasta el jueves de esta semana ya habían pescado cerca de 28.000.


Van der Meer es integrante de Oceana, una organización internacional dedicada a la protección de los océanos que dedica gran parte de su trabajo en Chile a reducir el uso de antibióticos en la salmonicultura.


La salmonera noruega informó que 463.000 ejemplares estaban en medio de un tratamiento con elevadas dosis del antibiótico florfenicol.


Las autoridades exhortaron a los pescadores a no capturar ni vender estos salmones.


"El humano no corre riesgo de muerte por consumir este antibiótico, pero es un compuesto que nuestro organismo no necesita si no estamos bajo un tratamiento", explicó Van der Meer.


La especialista recalcó que recapturar semejante cantidad de peces es una tarea "imposible" y cuestionó la versión de la empresa, según la cual la fuga se debió a una tormenta.


"Ellos dicen que fue por un temporal, pero eso fue fatiga de material, y por esto la empresa salmonera puede perder su concesión", explicó.


Por último, Van der Meer denunció que en Chile “falta de seriedad" para la ejecución de los protocolos y fiscalizaciones de seguridad en la salmonicultura.


"Las empresas salmoneras no están acostumbradas a ser sancionadas y la industria no está asumiendo sus responsabilidades por estos graves daños al ecosistema", concluyó.


De acuerdo a la ley, la empresa tiene 30 días para recuperar al menos 10% de los peces perdidos, o se arriesga a perder la licencia.


Chile es el segundo mayor productor de salmón del mundo, por debajo de Noruega.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Libre@Diario