siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube

La radio nuestra de cada día

|

Logo / OPINIÓN/EDITORIAL



RADIO


EL BAR DE PEPE


LA RADIO NUESTRA DE CADA DÍA


Los datos del último Estudio General de Medios, no son nada halagüeños, son desalentadores. El problema no es nuevo, la radio generalista en España va rodando, sin frenos, cuesta abajo y directa al precipicio.


Desde hace años se viene produciendo el rechazo, generalizado, de los oyentes y la radiodifusión.


El Estudio General de Medios (EGM) dado a conocer este miércoles, último de la temporada, arroja con respecto a la anterior oleada una caída en Ser, Cope, Onda Cero y RNE. La Ser encadena su bajada con una perdida del 3,4%, la Cope pierde un 7,7% de audiencia, al igual que Onda Cero un 4,6% y Rne con el 8,4% sitúan a la radiodifusión española en un proceso de auto liquidación forzosa


Lo curioso es lo que yo he venido advirtiendo, desde hace años, y que parece no se ha tenido muy en cuenta que la gente, los oyentes, están hasta el forro de aguantar chorradas tras chorradas, dicho en plan técnico: magazines y tertulias, tertulias y magazines, una y otra vez, con los mismos gárrulos exhibiendo su pobre y mediocre opinión, siempre sesgada por intereses políticos o económicos.


Se pasó la época de Luis del Olmo, Javier Sardá, Iñaki Gabilondo, Encarna Sánchez, etc., tanto es así, que a fuerza de imitar han conseguido que hasta el mismísimo Carlos Herrera esté de capa caída y buscando ideas desesperadamente para volver a la cuota de mercado que le producía ser el rey del mambo mañanero de la radio en España.


Incluso la radio formula, ese invento musical que tantos éxitos había obtenido, se desploma como consecuencia de la telefonía móvil e Internet, YouTube, etc., es más cómodo conectar desde tu coche con la música de tu gusto que escuchar los 40 principales o radio olé.


Solo se escapa la radio monográfica deportiva, la radio todo deportes de Marca es la única que aumenta su ratio de oyentes y se acerca, con su público objetivo, advirtiendo a las grandes cadenas que su proyecto funciona y funciona muy bien.


La radiodifusión va tendiendo, cada vez más, a situarse en un segmento de interés público diferenciado, y ya se realizan gestiones para impulsar una radio distinta.


Hoy en día el oyente, cansado de las emisoras cuyo contenido lo basan en la lectura de cuatro periódicos, en tertulias con tertulianos eméritos a los que, por supuesto, no pagan un euro, contando batallitas del siglo XX, con opiniones obsoletas que en, el mejor de los casos, ya sea por lo barato de su publicidad, ya sea porque entre los tertulianos y cuatro amigos aportan un par de sponsor publicitarios, y con el apoyo de la poca "ayuda" institucional, van subsistiendo tan precariamente que apenas llegan a poder pagar los suministros de electricidad y telefonía.


El futuro está en renovar la oferta radiofónica, de tal manera que exista una emisora que oferte, solamente, noticias sobre la sanidad pública y privada, listas de espera, nuevos medicamentos, reclamaciones de los usuarios, es decir: Una emisora dedicada unicamente a la sanidad en toda la amplitud de la palabra, tertulias con expertos en medicina deportiva, consejos a los mayores, difusión de logros de la medicina mundial. tratamientos oncológicos, etc.


Imaginemos una emisora que durante 12 horas nos ofezca la oportunidad de informarnos de las demandas de trabajo público y privado, las ley laboral, los contratos y sus diferentes opciones, las reclamaciones, los despidos, etc. etc. con una selección de expertos abogados laboralistas, magistrados y jueces de lo social, sindicatos y empresarios, instituciones pública, etc.


De la mujer, dedicada solamente a la mujer, con toda la información sobre la ley de la violencia de género, divorcios, custodia de hijos, participación de bienes, etc.


Una radio futurista al servicio de los ciudadanos, todos somos público interesado y objetivo y donde la publicidad está bien definida.


Claro que para esto hay que tener, además de un par de cojones, ideas e imaginación, el dinero viene por añadidura.




Joaquín Hernández, periodista y analista político

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.