siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube

Grupo B: ¿Definido o habrá sorpresa? Es el día de Marruecos-España

|


ESPAu00d1A


LIBRE@DIARIO/DEPORTES/RUSIA 2018


Cuando empezaba el grupo B todos podíamos indicar las dos claras candidatas (Portugal y España) a pasar de ronda y llegar sin ningún problema a los octavos de final, incluso se ponía al grupo también conformado por selecciones “menores” (Marruecos e Irán) como partidos que solo iban a desempeñar un mero trámite y la situación sería afrontada con goleada sin preocupación, y como nos equivocamos. Al irnos más allá del resultado entre las dos potencias, encontramos a una Irán que le ganó sobre la hora a Marruecos, - 20 años después la histórica victoria ante Estados Unidos a Francia 1998 - y ocupó por esa jornada la primera posición para luego jugarle reñidamente a la selección de Busquets, Iniesta, Pique, Ramos, Alba, Silva y muchísimos otros, dejando el resultado en la mínima y hasta pidiendo la hora algunos españoles, que nunca quedaron conformes con el resultado.


Llegados a esta última jornada, la situación más clara es la que se plantea desde antes de iniciar el Mundial: España y Portugal liderando el grupo con cuatro puntos cada uno con Irán de escolta con tres y Marruecos ya matemáticamente eliminada. Entendiendo esto, también es de analizar que una combinación de resultados podría generar una sorpresa y hacer que uno de los grandes se quede, haciendo que la selección de Carlos Queiroz ocupara su puesto y enfrentando a un rival en los octavos de final.


Ahora bien, ¿cuáles son estas situaciones? Primero hay que hablar que a la selección de Portugal le toca jugar con Irán, una selección que ha deleitado a algunos fanáticos por un orden y su manera de jugarle a la selección de España, donde casi consigue su tan ansiado empate. El otro, es el juego de Marruecos-España, un partido donde si bien el primero ya está fuera, le ha jugado a la par tanto a Irán como a Portugal, perdiendo manos por la mínima al ver el arco rival cerrado.


En cuanto a posibilidades la situación que permitiría el pase histórico de la selección arabe sería la misma pero aplicada a dos equipos distintos: España y Portugal. Y es que si ambos equipos salen derrotados (significando la victoria iraní) el equipo pasaría de primero de grupo, dejando a la suerte (y goles en contra) la segunda posición para la selección de Hierro o de Santos. Claramente, esta situación es muy improbable haciendo que lo que predomine en muchos sitios de apuestas sea la derrota o empate de España y la victoria de Irán sobre Portugal, algo que pudiese ocurrir, pero otros muchos lo consideran alejados de la realidad.


Todo esto da a entender que Irán necesita volver a sumar y uno de los dos grandes debe caer si la selección del portugués Carlos Queiroz quisiera seguir aspirando altos logros para la nación arabe, que sin ninguna duda saldrá este lunes a ganarle al equipo de Cristiano Ronaldo, Pepe, Martins y otras estrellas.


A favor, España viene haciendo un papel mundialista excelente y sus posibilidades de no triunfo ante Marruecos son casi nulas. No obstante, en el fútbol nunca se sabe lo que puede pasar y los 90 minutos a disputar serán claves para un equipo que depende de ellos mismos y que tiene 4 goles anotados en fase de grupos, mucho más que la media del torneo y posee goleadores en todas las posiciones como Costa, Silva o la sorpresa de Nacho Fernández ante Portugal que muy pocos esperaban.


Dicho esto, esperemos esa última jornada, clave en el destino de tres selecciones durante la mayor competencia de fútbol del mundo. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Libre@Diario