siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube

Prisión comunicada y sin fianza para la pareja de la madre de la bebé fallecida en La Matanza (Tenerife)

|


E@P / SANTA CRUZ DE TENERIFE


El Juzgado de Instrucción Número 1 de La Orotava ha decretado la prisión comunicada y sin fianza para la pareja de la madre de la bebé de cinco meses fallecida el pasado domingo en el municipio tinerfeño de La Matanza, acusado de un presunto delito de homicidio, según han informado fuentes oficiales del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC).

Asimismo, el Juzgado ha decretado la orden de detención para la madre de la menor, también por un supuesto delito de homicidio, una vez reciba el alta sanitaria, ya que se encuentra ingresada en el Hospital Universitario de Canarias (HUC), donde está siendo custodiada por la Policía Judicial.

El ingreso en prisión del detenido se produce tras haber pasado a disposición judicial esta mañana como presunto autor de los delitos de homicidio doloso, desobediencia grave y violencia de género, mientras que su pareja sentimental, que no había sido detenida, estaba siendo investigada como supuesta autora de un delito de homicidio doloso.

Según el informe de la autopsia, realizada en el Instituto de Medicina Legal de Santa Cruz de Tenerife, la bebé falleció por muerte violenta entre las 04.00 y las 09.00 horas, cuando se encontraba con sus padres. La causa fundamental o principal es compatible con un desgarro severo interlobular hepático con hemorragia masiva a cavidad peritoneal y región retroperitoneal derecha.

Aunque los padres de la niña afirmaron que había sufrido una caída en la bañera antes de acostarla, el informe preliminar de la autopsia permite descarta esa posibilidad como la causante de la muerte, dado que la niña presentaba numerosos hematomas de pequeño tamaño y distinta data, localizados en el abdomen, aunque también en el cráneo, lado derecho de la cara y el cuello, tórax, nalgas y extremidades, no compatibles con mecanismo accidental. El informe añade que la causa inmediata o última de la muerte de la menor es compatible con un cuadro de shock hemorrágico-hipovolémico secundario a la causa fundamental.

Según recoge el auto, el atestado policial se acompañaba de un informe de los Servicios Sociales del Ayuntamiento de La Matanza realizado con ocasión de la situación de un menor, hermano del detenido, que convivía en el hogar familiar con la madre investigada y la bebé fallecida.

En el informe se describe la situación familiar del menor como de riesgo, entre otras razones, por la situación precaria de la unidad familiar, conductas inadecuadas del detenido contra su madre y su hermano pequeño, sospecha de consumo de tóxicos en varios miembros de la unidad familiar, violencia intrafamiliar, y sospecha o acusaciones de actividades ilícitas que perjudican la evolución de los menores.

A pesar de esta situación, la pareja decide ir a vivir a ese domicilio, asumiendo un riesgo evidente para su hija recién nacida, por cuanto se describe una situación familiar tremendamente peligrosa para cualquier menor. Según el auto, esta situación descrita por los Servicios Sociales permite sostener la existencia de un riesgo cierto de peligrosidad (física y psíquica) para los menores que convivían con la pareja.

En la vivienda donde convivían, disponían de una pequeña habitación en la que dormían junto a la bebé fallecida y otra hija de la investigada, también menor, que no reunía las condiciones adecuadas para el cuidado de menores. En su declaración, la madre afirmó que habían entrado a vivir en la casa hacía un mes, en compañía de la bebé y su otra hija, fruto de una relación anterior.

La pareja estaba permanentemente metida en la habitación o en el salón, sin hacer nada, haciendo una vida aparte, y era la que se ocupaba de la bebé, por lo que en principio se descarta la participación de terceras personas en la causación de múltiples hematomas de la pequeña, así como de su muerte.

Por sus declaraciones y por el informe preliminar de autopsia, los numerosos hematomas de distinta data, como los hechos que provocaron la muerte de la pequeña, en el auto judicial se sostiene que sólo los padres de la niña pudieron ser los autores de la muerte, pues eran los únicos presentes en la habitación. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Libre@Diario