siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube

Hernández Verano expone pinturas, dibujos y esculturas desde este viernes en el Museo

|




SANTA CRUZ DE TENERIFE / Bajo el título de ‘Affatus’, el artista Jesús Hernández Verano ha desarrollado su nuevo proyecto artístico y de investigación. Tras haber obtenido la beca Residencia Tarquis- Robayna del Museo de Bellas Artes de Santa Cruz de Tenerife, realiza ahora, a modo de instalación, una muestra que incluye diferentes herramientas que subyacen dentro de la expresión plástica y que incluyen dibujos, esculturas y pinturas. La exposición será inaugurada, a las 20:00 horas de mañana viernes, por el tercer teniente de alcalde y concejal de Cultura, José Carlos Acha, y permanecerá abierta hasta el 1 de julio.


El edil resaltó que la investigación del artista “ha partido de un conocimiento exhaustivo sobre los fondos del Museo, sobre todo de aquello que no está en salas y a los que el público habitual no tiene fácil acceso. El proyecto de creación artística ha tenido como partida la representación del cuerpo de dolor”.


A veces conmovedoras, a veces inquietantes, esta serie de imágenes pictóricas, de esculturas y volúmenes de cuerpos desnudos o vestidos, con los cuerpos estirados o arqueados, están todos sometidos a una intensa luz cegadora, que borra los contornos, que quema las ropas o que abrasa los cuerpos. Un material de trabajo que se carga y descarga de violenta energía, en un camino de introspección e iluminación.


Hernández Verano “profundiza sobre el cadáver de sí mismo”, en palabras de María Zambrano, “sobre el cuerpo ofrecido en sacrificio penetrado por la luz, el vacío o la distancia entre los cuerpos”.


En palabras del artista “la luz resulta primordial en la conceptualización de dicho proyecto. Porque es en ahí donde confluirá el diálogo con lo permanente, con los extravíos de la visión, con la nocturnidad del deseo, con los flujos y dislocaciones de la intención, con el error, con el vacío, con lo ausente. Un chispazo doloroso”.


Hernández Verano opina que “es en esta zona, donde el discurso es capaz de urdir, de tramar, de señalar nuevos territorios y acciones por las que discurrir mi trabajo artístico. Una claridad extrema que ciega y mata. Un sentido de interiorización, que emerge, así como la espacialidad y la vacuidad a obtener fisonomías, nuevas formas, llenas de matices y conexiones”.


Las obras que se exponen están realizadas con diversos materiales, soportes y tratamientos con diferentes técnicas, hoy en desuso como el oro, de una larga elaboración alquímica que supone todo movimiento de dentro hacia fuera o como huella que dibuja las heridas y rescata la luz. Opina el autor que las creaciones invitarán al espectador hacia al interior, a activar la imaginación de lo desconocido, y que ‘Affatus’ forme parte de un nuevo estímulo de contemplación.


La palabra affatus, que da nombre al proyecto ganador, fue utilizada por el filósofo mallorquín Ramón Llull “para manifestar la concepción que se hace en el interior de la sustancia animada y sensitiva, cuya concepción se hace en el hombre mediante la racionalidad y la imaginación y en los animales no racionales, bajo la imaginación” (Liber de affatu o Liber de sexto sensu. Ramón Llull, 1924). Extraer las concepciones interiores es dar nacimiento a una obra y el cimiento que sustenta la capacidad de los creadores.


La finalidad de la residencia artística Tarquis- Robayna se centra en el desarrollo y ejecución de un proyecto de nueva creación e investigación relacionado con una determinada pieza, artista, escuela o técnica artística que se encuentre en los fondos del Museo Municipal de Bellas Artes y que, por tanto, tenga alguna vinculación representativa o simbólica con el mismo.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Libre@Diario