siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube

30 de mayo, día de Canarias

|


LIBREDIARIO@DIGITAL / OPINIÓN / EDITORIAL


El BAR DE PEPE

30 DE MAYO DIA DE CANARIAS


El principal problema de los pueblos es el aborregamiento, un pueblo aborregado es una manada de borregos que se dejan llevar hacia donde les dirigen los perros de la manada. En este sentido los canarios marcamos la pauta.


El año 2018 lo cerraremos con más de 17 millones de turistas que dejaran algo más de 14.500 millones de euros en las islas. Este importante incremento del número de turistas no se ha visto reflejado en una mayor contratación de trabajadores en el sector, muy al contrario, aprovechando las leyes laborales promulgadas por el Gobierno Central, han despedido a centenares de trabajadores, reduciendo la plantilla a mínimos históricos y esclavizando al resto bajo amenazas de despidos masivos o regulaciones de plantillas.


Pese a este filón de negocio Canarias es una de las zonas más empobrecidas del conjunto de regiones de la Unión Europea.


Con una tasa de paro sobre el 24,9% que significa que 1 de cada 3 canarios busca un trabajo, el paro en menores de 25 es del 51,8%, mientras que el de menores de 20 años asciende al 63,9%, para los mayores de 45 años su futuro laboral está caducado.


De una población de 2.2 millones de habitantes se calcula en más de 800 mil personas debajo del umbral de la pobreza y 400 mil en pobreza severa o gran pobreza.


El problema canario es endémico, viene de años y años, de siglo tras siglo. Canarias no sólo sigue siendo un país pobre, además conforme pasa el tiempo se empobrece más y más. El desequilibrio entre pobres y ricos es tan enorme que sólo 21 familias se reparten el 85% de la riqueza de las islas.


El binomio poder político / poder económico es tan fuerte que ejerce una influencia decisoria en todo lo que acontece en el mundo de los negocios, Planes de Ordenación Urbana a la carta, amañados con la complicidad de Ayuntamientos y Gobierno de Canarias, subvenciones públicas a fondo perdido repartidas entre amigotes, corrupción generalizada y los delincuentes paseándose por nuestras `playas mofándose de la justicia y del aborregado pueblo.


En Canarias nunca pasa nada y si pasa algo, tampoco pasa nada, pero no nos equivoquemos, el canario no es un pasota, ni mucho menos, los canarios somos como los borregos, en lugar de pastar nos dan unas papitas arrugás con mojo picón y un escaldón de gofio, una folia y una perra de vino o una pizca de ron y ya somos felices. Por este motivo es un animalito de costumbre que sigue los pasos del jefe de la manada da lo mismo si el camino termina en un acantilado y te lanzas al vacío, lo que importa es seguir la tradición, cambiar por cambiar ni de coña y así cada cuatro años nos gobiernan los mismos.


Coalición Canaria, conocedora de la gran manada de borregos se saca de la manga “productos made in Canary island” y nos mete la Radio Televisión Canaria, claro ejemplo en como dilapidar el dinero público, en esta ocasión en una cuadra de burros, y nos da clases de canariedad y cultura borreguil emitiendo mensajes nacionalistas folclóricos con una información sesgada, hasta el punto de dar como primicia el choque de dos coches, sin más problema que el abollamiento de un parachoques.


Los canarios estamos aborregaos porque somos borregos, así de simple, de no ser así no se explica que se echan a la calle una decena de miles de canarios cuando gana su equipo de fútbol y cuando le convocan para defender sus derechos, el derecho al trabajo y a luchar contra la pobreza, a desmontar el chiringuito del tripartidismo Coalición Canaria, Partido Socialista Canario (Psoe) y Partido Popular se quedan en casita con el culo en la silla y con la nevera vacía.


El canario por naturaleza es un borrego porque siempre ha estado sometido al caciquismo y a la oligarquía de cuatro familias que los han esclavizado y siguen haciéndolo en el siglo XXI.


Mucho tiene que ver la educación, la formación de nuestra gente. Mucho tienen que ver los maestros, profesores y catedráticos de nuestras escuelas, institutos y universidades que no olvidan su situación de aborregados y continúan la tradición aborregando a nuestra juventud que solo piensa en la posibilidad de salir de la isla, aunque sea en una de esas pateras que llegaron a nuestras costas cargadas de pobres, aún más pobres que nosotros.




Joaquín Hernández, periodista y analista político



Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Libre@Diario