siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube

¿Alquiler vacacional? Sigue el oscurantismo. Casi nada cambia

|


LD@D.NET / E@P / ESPIRAL@21


CANARIAS / E@P / La patronal Ashotel ha aplaudido en términos generales los aspectos recogidos en el borrador de proyecto de decreto por el que se aprueba el reglamento de la actividad turística de vivienda vacacional en Canarias y ha valorado varios de los aspectos recogidos en el documento, entre otros, que se delimite el desarrollo de esta actividad a suelos de uso residencial no incluidos en zonas turísticas.


Alquiler vacacional sigue en el oscurantismo a efectos de gestión turística y control de Hacienda. Casi nada cambia.


ESPIRAL@21 / El Gobierno de Canarias propone un reglamento que deja en manos de ayuntamientos y cabildos la regulación última para autorizar y fiscalizar quién puede operar en ese régimen.


El alquiler vacacional agrupa a 1,2 millones de turistas al año y, en las estimaciones más prudentes, sitúa en 32.000 el número de inmuebles que se acoge a una modalidad con tirón en los mercados europeos. De las 32.000 (130.000 camas), unas 7.000 están autorizadas.


El reglamento presentado al Parlamento provoca el escepticismo en los ayuntamientos turísticos, los recelos en los defensores del negocio y las dudas en las patronales.


En Fuerteventura y Gran Canaria han surgido voces, entre los empresarios, que responsabilizan a la Federación de Tenerife (Ashotel) de estar detrás de una regulación que “no satisface a las partes“.


En la Asociación de Viviendas Vacacionales, el Gobierno “vuelve a perder otra oportunidad por su empeño en prohibir y no en regulary en los ayuntamientos advierten de que “no le pondrán el cascabel al gato a expensas de un planeamiento que persigue objetivos como equilibrar “los intereses de todos”.


El reglamento deja el estatus quo como está: prohibido en zonas turísticas, pero siempre bajo supervisión de los ayuntamientos.


El reglamento impone como obligación servicios diversos, com limpieza de la vivienda a la salida y entrada del ocupante; suministro de ropa de cama, lencería y menaje; mantenimiento de instalaciones; asistencia 24 horas, al menos, por teléfono; y suministro de agua fría y caliente y luz permanente.


El nuevo decreto sustituirá al de mayo de 2015, que prohíbe el alquiler vacacional en zonas turísticas sin excepciones y que está pendiente de una sentencia recurrida al Tribunal Supremo, por lo que no hay vacío legal y en lo sustancial está vigente, según el consejero de Turismo, Isaac Castellano.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Libre@Diario