siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube

¿Qué es un activo financiero?

|


LIBREDIARIO@DIGITAL / ECONOMIPEDIA.COM@


Muchas veces habremos escuchado ese dúo de palabras que a la gran mayoría de ciudadanos nos suena a lenguaje de "economista", y no entendemos muy bien lo que realmente significa.



¿QUÉ ES UN ACTIVO FINANCIERO?


Según explica la web Economipedia.com, un activo financiero es un instrumento financiero que otorga a su comprador el derecho a recibir ingresos futuros por parte del vendedor, es decir, es un derecho sobre los activos reales del emisor y el efectivo que generen. Pueden ser emitidas por cualquier unidad económica (empresa, Gobierno, etc).


Al contrario que los activos tangibles (un coche o una casa por ejemplo), los activos financieros no suelen tener un valor físico. El comprador de un activo financiero posee un derecho (un activo) y el vendedor una obligación (un pasivo).


Un activo financiero obtiene su valor de ese derecho contractual. Gracias a estos instrumentos las entidades que poseen deuda se pueden financiar y a su vez, las personas que quieren invertir sus ahorros consiguen una rentabilidad invirtiendo en esa deuda. Los activos financieros se representan mediante títulos físicos o anotaciones contables (por ejemplo, una cuenta en el banco).


Las características de los activos financieros


Los activos financieros tienen tres características fundamentales; liquidez, rentabilidad y riesgo. Cada una de ellas puede variar según el tipo de activo financiero. Además, existe una fuerte relación entre rentabilidad, riesgo y liquidez. Según la magnitud de una afectará a la otras, por ejemplo, un activo menos líquido tendrá más riesgo y por tanto exigirá una mayor rentabilidad.


  • Rentabilidad: Cuanto más interés aporta el activo mayor es su rentabilidad.
  • Riesgo: Probabilidad de que el emisor no cumpla sus compromisos. Cuanto mayor sea el riesgo, mayor será la rentabilidad.
  • Liquidez: Capacidad de convertir el activo en dinero sin sufrir pérdidas. Podemos clasificar los activos financieros según su liquidez:


1. Dinero en curso legal: Monedas y billetes (es lo más líquido que hay, pues ya es dinero en sí. Se puede cambiar sencillamente por otros bienes).

2. Dinero en los bancos: Depósitos a la vista, depósitos de ahorro y de plazo (véase depósitos bancarios).

3. Deuda pública a corto plazo: letras del Tesoro (véase deuda pública).

4. Pagarés de empresa: Activos emitidos por empresas privadas (véase paga).

5. Deuda pública a largo plazo: Bonos y obligaciones del Tesoro.

6. Renta fija: Deuda emitida por las empresas privadas (véase renta fija).

7. Renta Variable: Desde acciones hasta derivados financieros (véase renta variable).


Las monedas y billetes, por ejemplo, son títulos de deuda emitidos por el Banco Central del país (Banco Central Europeo en el caso del euro). Los activos financieros se representan cada vez más por anotaciones contables en vez de en títulos, como las cuentas bancarias, por ejemplo, dado que se está reduciendo el riesgo de solvencia de los bancos y por tanto están pasando a ser activos más líquidos, provocando que la gente pague más con tarjetas bancarias en vez de con monedas o billetes. Esto provoca que los bancos tengan cada vez más masa monetaria en sus manos y por tanto, más poder.


La deuda pública, las acciones y los derivados financieros también se representan mediante anotaciones contables, aunque antiguamente se representaban mediante títulos. Actualmente, prácticamente los únicos activos que se representan mediante títulos es el dinero efectivo y algunos pagarés de empresa.



¿POR QUÉ SE ASOCIAN LOS ACTIVOS FINANCIEROS A ESO QUE SE CONOCE COMO SICAVS?


Antes que nada, hay que explicar también lo que son las SICAVS. 


Según nos explica wikipedia, una sociedad de inversión de capital variable (sicav) es una forma de inversión colectiva. Es bastante común en Europa Occidental, especialmente en Luxemburgo, Suiza, Italia, España, Francia, Reino Unido, Bélgica, República Checa. Sería lo opuesto a una sociedad de inversión de capital fijo (SICAF). Al igual que en el caso de otras instituciones de inversión colectiva el inversor, en principio, tiene derecho en todo momento a solicitar la redención de sus unidades y el pago del importe a reembolsar en efectivo. 


En España, y otras partes del mundo, una sicav es un instrumento financiero que permite invertir dinero y diferir el pago anual de impuestos, (del mismo modo que ocurre con los fondos de inversión), pero a través de la creación de una sociedad anónima cuyo objeto social es invertir en activos financieros. Mediante este instrumento los accionistas de la sicav tributan por las plusvalías una vez materialicen estas, repartiendo dividendos o vendiendo las acciones de la sicav con plusvalías al tipo establecido para las rentas de capital en España. Gozan de las mismas ventajas fiscales que los fondos de inversión con una tributación para los rendimientos y plusvalías de la sociedad del 1 % y entre el 21 % y el 27 % para las ganancias patrimoniales de los socios derivadas de la venta de participaciones o el pago de dividendos.


Y esta es la relación entre los activos financieros y las SICAVS. Por ese "suculento" beneficio (placebo) fiscal que se genera entre la interactuación de ambos factores económicos.



Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.