siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube

Iglesias intenta cerrar la crisis en Podemos con Errejón y Espinar en una lista unitaria

|


LD@D.NET / EL CONFIDENCIAL@


La tormenta perfecta producida en Podemos ha tenido consecuencias paradójicas al forzarse, in extremis, una lista unitaria para la Comunidad de Madrid entre los dos principales sectores del partido y que liderará Íñigo Errejón. Eso sí, sin las condiciones que había exigido durante los últimos días el precandidato y llevando a Ramón Espinar, líder regional del partido cercano a Pablo Iglesias, en puestos de salida. La formación gana tiempo con el acuerdo y desactiva momentáneamente el conflicto interno en un contexto en el que se busca mantener el foco político en Cristina Cifuentes y la moción de censura para derrocarla.


El acuerdo escenificado con una puesta en escena conjunta entre Iglesias, Errejón y Espinar ha sido calificado de "satisfactorio" por ambos sectores y Pablo Iglesias ha resaltado que era su "obligación durante estas horas tratar de buscar una solución y traer una propuesta de unidad desde la pluralidad". Con todo, todavía no se ha cerrado la lista final, a la espera de buscar la integración del sector anticapitalista. "Vamos a hacer un esfuerzo para que en la lista que presentamos y el proyecto haya un sitio para una sensibilidad que es fundamental" para Podemos, según ha recalcado Espinar en referencia al sector en el que se referencia la portavoz en la Asamblea de Madrid Lorena Ruiz-Huerta. Errejón se sumó a esta aspiración recalcando que "los quiero en mi lista". 


La decisión ha sido adoptada "para cuidar Podemos" 24 horas después de que se filtrase por error la propuesta de Carolina Bescansa a Íñigo Errejón para pactar un reparto de poder en la candidatura a la Comunidad de Madrid y posteriormente apartar a Pablo Iglesias del liderazgo de Podemos. "Un asunto de máxima gravedad", según lo calificó la dirección, mientras que fuentes del partido lo tildaron de conspiración y golpe interno. El concepto más repetido durante toda la intervención del líder de la formación antes los medios en la sede de Princesa 2 ha sido "unidad".


Las explicaciones de la diputada de origen gallego no acabaron de convencer ni a propios ni extraños, al responsabilizar a su equipo de la redacción del documento, pues fuentes del partido confirman que carece de éste, además de que, como pudo comprobar documentalmente este diario, el texto con los términos del pacto salió de su propio teléfono móvil, apenas dos horas después de reunirse en su despacho del Congreso con Errejón. No se ha tomado todavía ninguna decisión sobre el futuro de Carolina Bescansa, con escaño en el Congreso pero sin puestos de responsabilidad en los órganos de decisión del partido.


Errejón calificó la contraoferta de Bescansa para concurrir como número dos en su lista -a lo que ella misma renunció anoche- de "inaceptable", además de "delirante" y "fuera de lugar". La confundadora del partido había intensificado durante los últimos meses sus contactos con corrientes críticas de diversos territorios, como Baleares, País Vasco y Cantabria, para estudiar la posibilidad de impulsar una escisión del partido ante las diferencias estratégicas e ideológicas con la actual dirección, y presentarse a las elecciones generales de 2020 como cabeza de lista con otras siglas.


La jornada de este miércoles se convirtió en una tormenta perfecta en Podemos sin precedentes, tras una semana de pulsos y amenazas marcadas por las exigencias de Errejón para presentarse como candidato y la insistencia de la dirección autonómica de acelerar el proceso de elección interna. Tras la filtración del documento de Bescansa el sector anticapitalista del partido lanzó otro órdago al rechazar presentarse a las primarias, concluyendo que no garantizaban la pluralidad interna ni la unidad popular con otras formaciones y movimientos sociales.


Anticapitalistas, corriente en la que se referencia la portavoz en la Asamblea de Madrid, Lorena Ruiz-Huerta, ratificó esta mañana en un comunicado que "en un contexto en el que se están reactivado los movimientos en las calles y la crisis política vuelve al primer plano, el modelo actual de Podemos está mostrando todos sus límites y su incapacidad para ser un instrumento a la altura de sus tareas y de las necesidades de las clases populares".


Un contexto por el que urgen a "romper con la dinámica de encapsulamiento auto-destructivo en la que está sumido Podemos: toca levantar la cabeza, y desde Podemos y desde fuera de Podemos empezar a plantear e inventar cosas nuevas. Vamos a intentarlo con mucha más gente". El fantasma de la escisión se multiplica en las filas de la formación liderada por Pablo Iglesias, a poco más de trece meses de que se celebren las elecciones europeas, autonómicas y municipales.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Libre@Diario