siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube

Batas blancas - Mafia blanca

|


EL BAR DE PEPE

BATAS BLANCAS – MAFIA BLANCA


Mi amigo, médico especialista en la comunidad de la Generalitat de Catalunya, que conoce bien la sanidad de las Islas Canarias, me envía un whatsapp que dice, textualmente:


Que vergüenza, acabo de leer que Canarias es la comunidad con mayor grado de privatización de la sanidad pública”.


“Parece ser que, incluso, se derivan pacientes desde los centros de salud a especialistas de la sanidad privada


Un cirujano o médico especialista suele cobrar en la sanidad pública entre los 50 y los 60,000 euros de sueldo al año, trabajando en horario de mañana, de 8 ó 9 de la mañana hasta las 2 ó 3 de la tarde, o bien de turno de tarde en el caso de las consultas por especialistas, ocurre que las listas de espera se acumulan, sobre todo en operaciones de cirugía donde se ha llegado al extremo de mantener a un enfermo para ser operado de cataratas más de dos años esperando en la lista de “espera”, lo más “cojonudo” del asunto es que este paciente jamás había necesitado una operación de cataratas, simplemente lo mantenía el cirujano en espera para engordar las listas y así enviar pacientes de cataratas a las privadas donde el propio las operaba cobrando sus honorarios del sector privado. Este caso que conozco fehacientemente y que no puedo dar datos por ser una conversación privada y no estar autorizado a revelar mi fuente de información, llegó a confesar al preguntarle la responsable del cotarro: “o tu eres un hijo de puta, que eres capaz de dejar ciego a una persona durante dos años por una simple operación de cataratas, o bien estás engordando tu lista de espera para desviar pacientes a las privadas y operar cobrándoles a ellos” al final no le quedó más remedio que confesar lo que es vox populi, de otra forma y con 60 mil euros al año yo les aseguro que no se puede tener un yate anclado en un puerto deportivo y menos tener un gran chalet en una zona residencial de primera categoría con dos vehículos de alta gama.


Según parece el juramento hipocrático es sólo eso… una chorrada anticuada. En cualquier caso, el tema es demasiado importante para mirar hacia otro lado y pasar de problemas, esto es competencia directa de la Dirección General de la Salud de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias y por supuesto de los cargos ejecutivos de la sanidad pública que deben y tienen la obligación de denunciar este tipo de conducta que se nos antoja mafiosa.


La corrupción y la mafia está tan “apegada” a la sociedad que observamos con indiferencia los casos que diariamente se van denunciando. Pero cuando la mafia llega a los profesionales de la salud y que estos jueguen con la vida del ser humano ya no es tan “normal”. En la sanidad existe mafia y mafiosos, si bien es cierto que no son todos los que están ni están todos los que son, pero la noticia ha dejado perplejo a más de un canario; el 65% del presupuesto sanitario se desvía a la sanidad privada. Así sin más, como el que no quiere la cosa, resulta que de cada 100 euros que nos gastamos para atender nuestra salud 65 euros se los llevan las clínicas del grupo Hospiten, Quirón etc. etc.

Rodrigo Martín, presidente del Colegio Oficial de Médicos de la provincia de Tenerife, en declaraciones a la prensa, decía:


“La sanidad se está manteniendo gracias al esfuerzo de los profesionales. Sin embargo, lo hace a duras penas porque la infraestructura está mal, la tecnología no está al día y no se han puesto en marcha cosas que de verdad hagan mejorar la sanidad de una manera continuada. Por esta razón, nos da la impresión de que este Gobierno, y la Consejería de Sanidad concretamente, están centrados en disminuir la lista de espera quirúrgica para presentar datos positivos antes de las elecciones. Para conseguirlo, han inyectado mucho dinero en abrir los hospitales por la tarde, sobrecargando a la gente, y han aumentado las concertaciones con las clínicas PRIVADAS. Lógicamente, al invertir tanto dinero en ello, la lista de espera quirúrgica tenderá a disminuir. Pero no todo ha sido inversión, la consejería ha estado haciendo otras trampas.”


Y siempre lo mismo, aquí no pasa nada, es la eterna canción de siempre. A los canarios a pasotas no le gana nadie, ni a pollabobas tampoco.




Joaquín Hernández, periodista y analista político



Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Libre@Diario