El que avisa no es traidor

|


LIBREDIARIO@DIGITAL / OPINIÓN / EDITORIAL


EL BAR DE PEPE

EL QUE AVISA NO ES TRAIDOR


“El que avisa no es traidor, le dijo la araña a la mosca”


Las encuestas se equivocan, claro que se equivocan, pero no todas y menos cuando una tras otra da el mismo resultado.


La última de Sigma 2 es el calco exacto de la anterior del CSI, o sea el político más valorado sigue siendo Albert Rivera, el menos valorado, incluso por debajo de Mariano Rajoy, Pablo Iglesias y el partido con más proyección a ganar las elecciones sigue siendo Ciudadanos, seguido por el PP, el Partido Socialista Obrero Español, se desinfla y Podemos sigue cuesta abajo, sin frenos y de pena.


Este es el panorama que, según los encuestados, nos tocará vivir en las próximas elecciones municipales, autonómicas e incluso las generales del 2020.


La celebre pregunta del millón: ¿por qué ocurre este cambio importante en la intención de voto del electorado español?


Si analizamos lo sucedido en los últimos tres años, por muy poco avezado en política que uno sea, la caída del Partido Popular y Mariano Rajoy estaba contadísima, sólo el apoyo de Podemos le salvó de estar sentado en la bancada de la oposición en el parlamento español, cuando el 4 de marzo de 2016 Pablo Iglesias voto en contra de la investidura de Pedro Sánchez y forzando las nuevas elecciones consiguiera que el PP volviera a gobernar. Porque si echamos un vistazo al pasado reciente, Mariano Rajoy, aparte del repaso que le dio al PSOE, liderado por José Luis Rodríguez Zapatero, ha ido en bajada y sin frenos. De mayoría absoluta a mendigar la abstención de los chicos apesebrados del Partido Socialista español, discípulos de González, Guerra y compañía, cuya líder, Susana Diaz apoyaba sin disimulo a los populares. Los recortes, la asquerosa política económica y social del gobierno de los peperos dando la espalda al pueblo y apoyando a la banca y empresarios era lógico que se apeara de la poltrona de los vencedores y pasara a las sillas de madera de los vencidos, y les auguro una caída aun mayor de las que predicen las citadas encuestas.

Pero… ¿qué es lo que ha sucedido en el Partido Socialista Obrero Español para que siga en barrena, en caída libre?


La cuestión, aun siendo compleja, tiene su explicación: No hay revolución sin sangre, o lo que es lo mismo, en el Psoe todo sigue igual, nada cambió.


El no es no secundado por casi 6 millones de votantes y aplaudido, aprobado y consensuado por otros 20 millones de españoles, su firme decisión de cumplir con el deseo de la mayor parte de los ciudadanos, no sirvió de nada ante la presión del Partido Popular. Mariano Rajoy supo utilizar bien sus cartas, mover sus peones.


Lo ocurrido aquel 29 de octubre del pasado año no debió caer en el olvido, todo lo contrario, debería haberlo tenido bien en cuenta. El nido de víboras sigue instalado en la sede de la madrileña calle de Ferraz y, antes de tomar asiento en el sillón del despacho de la secretaría general, tendría que haber fumigado tanto parásito y acabado con tanto ofidio que sigue reptando por los pasillos del Partido “socialista español”.


Pedro Sánchez se ha mostrado como un cobarde, pidiendo a los militantes el apoyo con el que sigue sin contar dentro del “aparato del partido” y Susana sigue esperando su oportunidad para darle el “descabello final”. Pedro ha defraudado y sigue defraudando a su electorado más fiel, a los militantes y simpatizantes que confiamos en él y resultado será el deshoje final de la rosa y el clavel.


Podemos se ha auto suicidado, o sea Pablo Iglesias se puso. El 4 de marzo de 2016, la soga al cuello y los “indignados” con la “casta” están más “indignados” con el de la coleta y sus falsas promesas incluso que lo estaban los de la madrileña Puerta del Sol y el 15-M contra el gobierno de Zapatero. La pérdida de 30 diputados me parece poco descalabro, teniendo en cuenta la desilusión de los propios podemitas y “palmeros pagados” de la joven organización política.


Está claro, los españoles, al menos una gran mayoría quiere un cambio y que ese cambio se produzca sin traumas, la opción no es otra que la llamada “marca blanca del PP”, pero… ¿CIUDADANOS es la solución del problema de los españoles? Un partido que se jacta de haber conseguido que, para aprobar los PGE, el gobierno aumente un 3% las ridículas pensiones no contributivas, mínimas y de viudedad, apenas 12 € al mes, que ha sido incapaz de obligar a cumplir a Mariano Rajoy los pactos por los que apoyó la investidura del gallego… ¿Albert Rivera es la respuesta para volver a recuperar la dignidad perdida con la política económica del absurdo de Mariano Rajoy?


De momento, me iré a la playa y mi voto lo tiraré a la papelera de reciclaje.




Joaquín Hernández, periodista y analista político


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.