Podemos reabre el debate sobre la conveniencia de que el Cabildo transfiera su parte de Imetisa al SCS

|


LIBREDIARIO@DIGITAL / TENERIFE


El grupo insular de Podemos señala que es un sinsentido que el Cabildo de Tenerife mantenga en su poder parte de las acciones del Instituto Médico Tinerfeño SA (Imetisa), una empresa pública de titularidad compartida entre esta administración y el Gobierno de Canarias/Servicio Canario de Salud (SCS) cuya actividad empresarial está muy alejada de las competencias del Cabildo.


La consejera de Podemos y responsable de Sanidad en Podemos Canarias Mila Hormiga explica que tras analizar la actividad empresarial que lleva a cabo esta empresa pública y preguntar en comisión plenaria insular sobre la misma, “nos ha quedado claro que ha llegado el momento de reabrir el debate sobre la participación del Cabildo en Imetisa para que esta sociedad pase a depender enteramente del Servicio Canario de Salud”.


Aclara que en realidad el Cabildo debió llevar a cabo ese trámite hace décadas y, en concreto, desde que transfirió sus recursos sanitarios al Gobierno de Canarias y se quedó exclusivamente con la competencia de los servicios sociosanitarios. “Mantener parte de la propiedad de una empresa que se ocupa de asuntos que competen por entero a otra administración, no es bueno ni para el Cabildo, ni para el Gobierno de Canarias ni para el objeto social y el servicio de la propia empresa”.


La consejera de Podemos aclara que que durante la pasada comisión plenaria insular de Gobierno Abierto “me confirmaron que no hay ningún inconveniente legal para que el Cabildo transfiera su parte de Imetisa al SCS”.


Como ejemplo de “las cosas raras” en las que se ve inmerso el Cabildo por mantener parte de la propiedad de la mencionada sociedad, Hormiga cita que Imetisa ha hecho recientemente una operación enmarcada en los convenios autonómicos de sanidad y carreteras que persigue el objetivo de dotar de equipamiento sanitario al área Norte de la Isla y al erróneamente denominado Hospital del Norte. “O sea –añade–, el Cabildo ha coparticipado en una operación de adquisición de material que revierte directamente en el SCS”. “Aunque haya responsables del Cabildo que consideren positivo que la institución insular mantenga parte de la propiedad de esta empresa pública por su rentabilidad empresarial, es inevitable preguntarse qué pinta el Cabildo en operaciones como esa”, señala.


Además, como remarca Hormiga, “es muy difícil fiscalizar una actividad empresarial que está al servicio de otra administración y que solo contribuye a complicar aún más el entramado societario de la institución insular”.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.