siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube

Disfrutar de una exposición oral (experiencias para disfrutar de la experiencia)-I

|


LIBREDIARIO@DIGITAL / CULTURA / PSICOLOGÍA


Experiencias para disfrutar de la experiencia



Ante todo, quiero felicitarte por el cambio personal, cultural que estás experimentando. En Europa (y particularmente en España) no contamos con la misma cultura de debates y discursos que sí tienen en Estados Unidos (ya nos gustaría); afortunadamente, esto está cambiando para mejor. Una exposición puede tener (de hecho, esto es lo interesante) elementos del discurso y del debate: el primero, como monólogo; y el segundo, con las consabidas preguntas y respuestas por parte del público.


Las nuevas tecnologías, a su vez, nos brindan más niveles de desarrollo, por cuanto una exposición puede ser disfrutada en tiempo real por ponentes y público que se hallan a kilómetros de distancia; también es posible que el debate se prolongue al quedar registrado en forma de vídeo virtual; animando así al debate de comentarios escritos –como preguntas y respuestas–, o bien, dar pie a la sucesión de nuevos vídeos que den continuidad al primero.



La exposición de contenidos por parte de un ponente, aun no siendo cultivado como género con el mismo afán en toda nuestra historia, entronca con una fuerte raíz en nuestras culturas de origen helénico-romana. Incluso en aquella época premedieval se consideraba imprescindible resumir la propia ideología e imago personal y oficial a través de discursos, siendo la marca de madurez para ciudadanos de pleno derecho, bien en escenarios militares, civiles, políticos, jurídicos… haciendo vivir la palabra a través de una voz adulta, que no sólo «vehiculaba» el discurso, sino que también lo «vestía» con todos los recursos del lenguaje no verbal: volumen, entonación, pausas, proyección de la voz, mirada, gestos, postura corporal –además de elementos escenográficos y de vestuario–, haciendo así un interesante maridaje con el teatro heleno, serio, ideológico, tan reverencial como espiritual y catárquico (para ponentes y público por igual).


Aún hoy en día, tal conveniente tradición forma parte fundamental de la esfera de actuación de juristas, representantes de todo tipo, profesores, profesionales del sector público y privado o incluso de familiares ante familiares en todo tipo de celebraciones y reuniones.



Para los que no estéis acostumbrados a este tipo de iniciativas, no desesperéis: vuestros miedos forman parte de una larga tradición en Occidente: varios científicos sociales estiman que al menos un 10% de los europeos sufrimos algún grado de ansiedad social, esto es, de miedo a pasar por el escrutinio de los demás en un escenario público. 



Os contaré un secreto, sólo para vosotros. Gracias a mi experiencia, he descubierto que el mecanismo fisiológico del Fight of Flight vale para muchas actividades y escenarios. Incluido el de la exposición. Podemos pasar del estar preocupados o aterrados por una exposición a disfrutarla.




Piensa en ello; siéntelo. Si no fuera una situación de cierta importancia, no sería estimulante: la facilitación social y la preparación y experiencia convertirán el distréss en eustréss, trocando el miedo al público por el interés de nuestro buen hacer –precisamente, porque hay público–.


Pasar del Flight al Fight de nuestros propios miedos: el público como aliado, nunca como enemigo. Precisamente por todo ello, ya es hora de desterrar dicha resistencia. ¿Cómo? –Lo veremos en las próximas entregas–.


Hugo Fernández Robayna


https://www.mundopsicologos.com/centros/hugo-fernandez-robayna/opiniones



Psicólogo, Antropólogo y estudiante de Geografía e Historia Soy un apasionado de todo lo que tiene que ver con las personas, con la sociedad, como decía Publio Terencio Africano: "Hombre soy nada humano me es ajeno" Me he formado en disciplinas de la Salud y de las Ciencias Sociales, Letras, Idiomas, en España y en Italia Intento aportar valor a diversas propuestas de proyectos laborales, formativos, culturales, sociales en general y de colaboración profesional. Me apasionan todas estas esferas: Psicología -especialmente en Clínica y Educativa-, Antropología e Idiomas –trabajo en Español, Inglés, Italiano, Francés-, Docencia, Historia, Arqueología y el resto de Ciencias ligadas al campo Humanista, Gestión y Administración, Proyectos Culturales, Académicos, como escritor y conferenciante.


LINKEDIN 


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Libre@Diario