siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube

Podemos plantea reconvertir la piscifactoría en Centro de Interpretación del Parque de la Corona Forestal

|


LIBREDIARIO@DIGITAL / TENERIFE


La comisión plenaria de Sostenibilidad y Medio Ambiente del Cabildo de Tenerife ha acordado tomar en consideración la propuesta del grupo insular de Podemos de reconvertir la piscifactoría que gestionaba esta administración en Aguamansa (La Orotava) en un Centro de Interpretación de la Corona Forestal de la Isla, que se complemente en el futuro con otro centro similar en la zona alta del Sur de Tenerife.


El consejero y portavoz de la formación morada, Fernando Sabaté, tildó de positivo que hayan coincidido en el tiempo esta moción de Podemos y el anuncio de que el Cabildo ha encargado un estudio para reconvertir la citada piscifactoría y otras instalaciones públicas limítrofes en un gran centro ambiental. “Es un buen punto de partida que tengamos claro que hay que poner fin al ilógico cultivo insular de truchas y que lo ideal es destinar el conjunto de sus equipamientos a ofertar un espacio mucho más operativo y orientado a la divulgación de valores ambientales de la Isla”.


Aunque ese centro aún no está definido, destaca que “hace tiempo que existe la necesidad evidente de que el Parque Natural de la Corona Forestal de Tenerife (que también es Zona de Especial Conservación para las Aves, ZEPA) cuente con al menos un Centro de Interpretación que haga posible la adecuada difusión de sus valores naturales y culturales, y las instalaciones de Aguamansa tienen una ubicación idónea”.


Lo más importante, como expuso Sabaté en comisión plenaria, es reconocer el extraordinario potencial que tendría la reconversión de la piscifactoría en uno de los principales centros de interpretación de Canarias y, a partir de ahí, identificar a un conjunto de personas expertas capaces de nutrir un amplio conjunto de ideas sobre las que se pueda sustentar el plan director que lo definiría. Y cita entre las mismas a profesionales de la propia administración ambiental, personal investigador de las universidades canarias, personas 'maestras de la tierra', así como a colectivos vinculados a la conservación y difusión de los valores naturales y culturales de la Isla.


Detalla que este parque es el espacio natural protegido de mayor extensión de Canarias, abarcando desde unos 300 metros sobre el nivel del mar hasta los 2.718 metros en el Alto de Guajara. Se trata de una zona eminentemente forestal que circunda el conjunto del Parque Nacional del Teide, abarca parte de 18 de los 31 términos municipales de Tenerife y limita con otros 12 espacios protegidos de la Isla.


En ese territorio, explica el portavoz de Podemos, aparecen representadas todas las series geológicas de Tenerife, así como manifestaciones de vulcanismo histórico visibles en Siete Fuentes (1704), Fasnia y Montaña de Las Arenas (ambas de 1705). Entre sus grandes unidades geomorfológicas destaca las gigantescas estructuras de los valles de La Orotava y de Güímar, además de otros ámbitos de notoria singularidad como la zona de Los Escurriales (también conocida como Paisaje Lunar), en Granadilla de Abona, o Cuevas Negras, ubicadas al norte de Pico Viejo.


Sabaté incide en que parte del valor de este parque se sustenta en la gran cantidad de endemismos y especies de flora y fauna que están amenazadas, muchas de ellas protegidas, como el Pinzón Azul del Teide. También resalta que, junto a vegetación de alta montaña, alberga las mejores muestras de pinar de Tenerife, y que en su interior acoge las cabeceras de buena parte de los barrancos que forman la red de drenaje del Norte y Sur de la Isla, por lo que ejerce un destacadísimo papel en la captación de aguas y la conservación de suelos ante la erosión. Precisamente, agrega, una de las explotaciones más importantes de este espacio es la extracción de aguas: 200 de las cerca del millar de galerías de Tenerife, nacen en el interior de la Corona Forestal.


Y enfatiza que, además, durante más de dos mil años el gran conjunto forestal central de Tenerife ha sido también el escenario histórico de múltiples formas de aprovechamiento humano, que dejaron una huella cultural del proceso de humanización del espacio. Alguna de esas huellas, indica, amenazan la conservación del Parque (como el elevado número de pistas forestales e incluso comarcales que la atraviesan), mientras que otras de naturaleza etnográfica y cultural, como la historia de la actividad pinochera y todos los demás aprovechamientos vernáculos del monte “sería aconsejable recogerlas y divulgarlas en el centro de interpretación que proponemos”. Del mismo modo, “la historia de las repoblaciones y del manejo actual de la masa forestal, constituyen elementos estratégicos a difundir y popularizar”.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Libre@Diario