siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube

El Cabildo rechaza implicarse en la amenaza biológica generada por las plataformas petrolíferas

|


LIBREDIARIO@DIGITAL / TENERIFE


La comisión plenaria de Sostenibilidad y Medio Ambiente del Cabildo de Tenerife ha rechazado la propuesta del grupo insular de Podemos de implicarse activamente en el estudio de la afección ambiental que están provocando las plataformas petrolíferas en el entorno costero de Tenerife y, en la misma línea, en el desarrollo de protocolos de actuación dirigidos a actuar frente a esa amenaza.


Como explica el consejero y portavoz de la formación morada en el Cabildo, Fernado Sabaté, el responsable insular de Medio Ambiente, José Antonio Valbuena, se escudó en que “esta institución no tiene competencias ni presupuesto para actuar en el medo marino”, por lo que “solo fue posible sacar adelante el acuerdo de que la administración insular inste al Gobierno de Canarias a estudiar y actuar contra esta afección ambiental”. 


Añade que el grupo Podemos pidió que se haga constar en esa petición el ofrecimiento explícito de colaboración del Cabildo, “pero aunque esta sugerencia fue aceptada, Valbuena mostró poco interés por implicarse en este asunto e insistió en que es el Gobierno de Canarias el que debe preocuparse y ocuparse de este asunto”.


Es cierto que este problema compete al Gobierno de Canarias –matiza–, pero también es verdad que el mismo afecta claramente a Tenerife y que la institución insular se implica activamente en muchos asuntos que son competencia de otras administraciones llegando incluso a ofrecer financiación”, y cita como ejemplo el cierre del anillo insular.


Sabaté remarca que aunque en principio las consecuencias de este asunto puedan pasar desapercibidas para la mayoría de la población por tener su foco en el medio marino, “las invasiones biológicas constituyen en la actualidad una verdadera amenaza para la biodiversidad y los ecosistemas naturales”. 


El impacto negativo de estas especies “no sólo queda restringido al medio ambiente –advierte–, sino que también repercute gravemente sobre la economía, la sociedad y la salud humana”. Por ello, señala, "resulta innegable la necesidad de aplicar medidas adecuadas para la gestión de especies exóticas, e integrar estas medidas en las estrategias globales de conservación de la biodiversidad”.


Recuerda que que fue la propia viceconsejera de Medio Ambiente del Gobierno de Canarias quien informó a finales de 2017 de la localización de colonias de corales exóticos potencialmente invasores (Tubastraea coccinea y Oculina patagonica) en las proximidades de los dos puertos capitalinos del Archipiélago canario. E incide en que ha quedado constatado que ambas especies han sido introducidas en aguas canarias por el tráfico marítimo y, en el caso de la Tubastraea, que ha sido transportada por las plataformas petrolíferas que llegan a nuestros puertos para ser reparadas y que provienen de zonas tropicales del Atlántico (Brasil, Caribe y Golfo de Guinea), de Indonesia y del Mediterráneo.


Estamos ante un riesgo objetivo que, a la vista de la rapidez con la que se están extendiendo estas especies de corales en aguas insulares, puede transformar de manera esencial la biología de nuestro entorno marino tal y como la conocemos”, alerta Fernando Sabaté. Añade que que en otros lugares del mundo donde el fondeo prolongado de plataformas ha derivado en la invasión de especies, “ha quedado demostrado que las consecuencias pueden ser muy preocupantes”.


El representante de Podemos indica que su grupo insular valora positivamente que la oposición en el Parlamento de Canarias haya impulsado el acuerdo de desarrollar protocolos de actuación ante la presencia constatada de que buques y plataformas petrolíferas están introduciendo especies invasoras en aguas de las islas. “Es realmente necesario que el Ejecutivo regional realice una labor de control para asegurar que los buques y plataformas que recalan en el Archipiélago no permanezcan en nuestras aguas con especies adheridas que supongan un riesgo para la flora y fauna marina canaria”. E insiste en que sería conveniente “que el Cabildo de Tenerife preste a este problema la atención que merece, que siga de cerca la elaboración de esos estudios y protocolos y que colabore activamente con el Gobierno de Canarias en la búsqueda de soluciones, ya que esta isla está directamente afectada por esta amenaza biológica”.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.