siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube

El presidente de la Autoridad Portuaria, Ricardo Melchior, impide que la compañía Boluda se instale en la terminal de Capsa

|


EDDC.NET / Santa Cruz de Tenerife


El pasado mes de enero el presidente de la Autoridad Portuaria, echo por tierra una vez más, un gran proyecto para los puertos de esta provincia. En esta ocasión Ricardo Melchior se negó a aprobar uno de los asuntos previstos en el consejo de administración. Se trataba concretamente de la posibilidad de que la prestigiosa e importante compañía Boluda estableciera su terminal en la de los contenedores de Capsa SL, tal como él mismo se había comprometido.


Con esta decisión inexplicable el señor Ricardo Melchior deja en el aire el futuro nada más y nada menos de 50 familias que trabajan en dicha terminal. Pero esa circunstancia parece no importarle al presidente de la Autoridad Portuaria. Una vez más toma decisiones contrarias al interés del puerto y al desarrollo y crecimiento de estas instalaciones. Y es que nadie entiende por qué se opone este presidente a una transacción tan ventajosa para la terminal de Capsa y para el puerto de Santa Cruz por ende. Hay que preguntarse cuáles son las razones por las que Ricardo Melchior bloquea esta importante operación para la supervivencia de la terminal de Capsa. Creemos que una vez más son los intereses personales de Melchior los que mueven las decisiones del puerto. Para sacar adelante sus propios intereses utilizando para ello la estructura y medios a su alcance. Lo peor es que se lo permiten.


Quizás en Coalición Canaria no sea consciente de todo ello. Son muchas las decisiones negativas que ha tomado ya y que afectan a la Autoridad Portuaria de Santa Cruz. Son públicas muchas de las quejas de importantes empresas del puerto que han trasladado a otras instancias manifestando su rechazo a estas decisiones del señor Ricardo Melchior.


Pero ahora con la diferencia que se pone en riesgo la subsistencia de 50 familias. Poco parece importarle eso al presidente de la Autoridad Portuaria, atento nada más que a sus propios intereses, por otro lado, bastante oscuros. Tampoco parece importarle a nadie el futuro del Puerto de Santa Cruz. Y esa circunstancia es la que nos asombra y preocupa. Se sabe lo que ocurre, se perjudica el puerto, se coartan importantes transacciones y negocios portuarios, se daña el futuro de familias y nadie reacciona.


Pero algo si ha quedado claro. Estas 50 familias no volverán a votar a CC en las próximas elecciones. Los dirigentes de CC lo permite y lo están permitiendo, aquí en su feudo más importante, Tenerife. Sus razones tendrán y deben ser bastantes contundentes, sino es imposible y todo el que sepa del negocio portuario aún más. Boluda no es una compañía insignificante, no han nacido ayer. Su prestigio les precede y son garantía de profesionalidad y compromiso, además de su solvencia, pero eso sí, siempre en la luz. Pero se han topado con alguien oscuro, que juega al poker. Y en esa mesa esta empresa no se sentará jamás.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Libre@Diario