siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube

Podemos acusa a CC-PSOE de oscurantismo por vulnerar el acuerdo de hacer pública su agenda

|


LIBREDIARIO@DIGITAL / TENERIFE


El gobierno insular de CC-PSOE en el Cabildo de Tenerife sigue sin hacer pública su agenda política, a pesar de que en marzo de 2016, hace ya hace casi dos años, se aprobó en comisión plenaria de Presidencia a propuesta del grupo Podemos que todos los cargos con responsabilidades de gobierno publicaran en la web insular toda su agenda política, incluyendo sus reuniones, asistencia a eventos, actos o viajes, siempre con una pequeña reseña explicativa sobre cada anotación y con el nombre de las personas, organizaciones o colectivos presentes en esas reuniones; y, si fuera preciso, indicando sólo las iniciales o cualquier otra fórmula que preservara la confidencialidad de las personas asistentes.


El portavoz de la formación morada, Fernando Sabaté, critica que, una vez más, “nos topamos con los problemas que tiene el equipo de gobierno que lidera Carlos Alonso cuando se trata de pasar de palabras y acuerdos a hechos, un hándicap serio que les caracteriza especialmente en todo lo relacionado con la transparencia real, la rendición de cuentas y la participación ciudadana”. “De palabra, CC y PSOE manifiestan una disposición excelente hacia la transparencia y el fomento de la participación ciudadana. Pero a la hora de la verdad –matiza–, estos grupos políticos siguen anclados en una gestión oscurantista de la institución insular, más propia de épocas pasadas que de este siglo XXI caracterizado por una ciudadanía crítica que demanda acceso a la información pública que le concierne”.


Aunque a este grupo de gobierno le incomode que su agenda deje de estar oculta, añade el consejero insular de Podemos, “la ciudadanía tiene derecho a saber a qué y a quiénes dedican el tiempo sus responsables políticos y cuáles son sus prioridades” porque, destaca, “en la gestión de los asuntos públicos no caben los secretos ni el oscurantismo, pues, como atestiguan muchas facetas decadentes de la política tinerfeña y española, eso solo beneficia a unos pocos en detrimento del interés de la inmensa mayoría”. “Que la agenda del equipo de gobierno fuera pública facilitaría mucho la labor de fiscalización de la oposición y de la ciudadanía”. Por ello, detalla, “es pública la agenda de todos los cargos electos de Podemos y en muchas administraciones públicas del Estado ya se está llevando a cabo este ejercicio de transparencia”. Y cita como ejemplo cercano al Cabildo de Gran Canaria, “en cuya web se puede consultar a diario en qué, dónde y con quiénes reparte el grupo de gobierno su tiempo”.


Sabaté recuerda que la aprobación de esta propuesta del grupo Podemos fue condicionada por el presidente insular, Carlos Alonso a la realización de un estudio encaminado a planificar los medios humanos y materiales necesarios para llevar a cabo la publicación web de las agendas de su equipo de gobierno. “Ese gesto que en un primer momento denotó seriedad por facilitar la optimización de los recursos humanos del Cabildo, ha terminado revelándose como una excusa encaminada a dar largas a la materialización del acuerdo sin tener que quedar mal ante la ciudadanía rechazándola a las claras”. “Pero viéndolas venir, desde el primer momento advertimos que íbamos a estar vigilantes con este asunto para que la iniciativa no caiga en saco roto”.


Destaca en ese sentido lo contradictorio que resulta la agilidad que han dado Carlos Alonso y su pacto de gobierno a asuntos como el canal de TDT insular o la propuesta de nombrar presidenta honoraria y perpetua del Cabildo a la Virgen de Candelaria, “cuestiones muchísimo más complejas y que han sido planteadas con posterioridad a que se aprobara la propuesta de dar transparencia a la agenda política insular, y cuya tramitación avanza a velocidad de crucero”.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Libre@Diario