siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube

¡Socorro! No me puedo abrochar el pantalón

|


LIBREDIARIO@DIGITAL / CIENCIA Y NUTRICIÓN


Si no puede abrocharse el pantalón, vaya a ver si tiene alguna cinta de medir por casa. Si no la tiene, anótelo en la lista de cosas que debe comprar con urgencia. Ahora mismo comprenderá por qué; esto es realmente serio. 


Una barriga voluminosa es mucho más que un problema estético. Puede esconder algo mucho más grave: el denominado “síndrome metabólico”, que hoy en día sufren al menos el 31% de los españoles.

Pero, ¡ojo!, que no estamos hablando de sobrepeso en general, sino del tamaño del perímetro abdominal.

Esta es la razón por la que en el número de Plantas & Bienestar que le vamos a regalar le proponemos que usted mismo descubra si padece el síndrome metabólico.

Para realizarlo, tendrá que conseguir la cinta métrica de la que le he hablado y medir el contorno de su cintura, además de comprobar otros cuatro síntomas concretos. Si tiene al menos dos de los factores de riesgo indicados, debería empezar a preocuparse seriamente.


La farsa de la “pastilla quitahambre”


En Plantas & Bienestar no nos contentamos únicamente con ayudarle a identificar el síndrome metabólico, sino que le damos un plan de acción detallado para plantarle cara a esa grasa que le sobra.

Si esperaba que algún producto mágico pudiese ayudarle a superar este problema, déjeme recordarle algo antes de empezar:

La “pastilla quitahambre” fue ciertamente el sueño de algunos cardiólogos que trabajaban para la industria farmacéutica, pero la búsqueda de esta “molécula milagro” se saldó con decenas de muertes en algunos países. En España este medicamento (comercializado como Modulator) tuvo que ser retirado del mercado rápidamente.

Usted va a descubrir en este número de Plantas & Bienestar que la medicina natural y la fitoterapia proponen soluciones verdaderamente eficaces para este problema. ¡Y sin el menor efecto secundario!

En materia de nutrición, debe evitar a toda costa comer los alimentos que desencadenan la resistencia a la insulina. En el artículo encontrará los nombres de los 5 alimentos que constituyen esta “amenaza blanca” (y haría bien en anotarlos en un pósit pegado en la puerta de la nevera junto a la nota: “¡Cuidado!”).

Por el contrario, hay otros alimentos que debe tener siempre en su mesa: los vegetales frescos y secos, las plantas aromáticas, el vino tinto, etc.

Existen también micronutrientes a veces poco conocidos (vanadio, inositol…) que resultan muy útiles para combatir el exceso de grasa abdominal. Con este ejemplar aprenderá todavía más sobre todos ellos, y también que ciertas plantas actúan de un modo muy eficaz contra los daños que provoca el sobrepeso. Entre otras, destacan especialmente:


  • La aronia negra, de la que hay que tomar 300 mg al día durante 2 meses.
  • El melón amargo, una pequeña planta que ayuda a reducir la obesidad de las vísceras, pero que hay que tomar en un momento muy concreto.
  • La canela de Ceilán, tomada a razón de ½ cucharadita repartida en 2 ó 3 tomas al día.


De acuerdo con la filosofía de Plantas & Bienestar, concebida como una guía práctica para conocer todos los beneficios de las plantas y aprender a sacarles provecho en el día a día rápidamente, le hemos preparado también una ficha con los datos más importantes de cada una de estas plantas (con información sobre qué parte debe usar y cómo debe hacerlo, su posología y otros detalles importantes que debe conocer antes de empezar a tomarlas).

Queremos que aproveche todo el poder de las plantas en beneficio de su salud. Por eso queremos regalarle este Informe para librarse se la grasa abdominal. ¿Le interesa? Pues eso no es todo. Siga leyendo...


Evite los riesgos de la cosmética industrial


Con el regalo que vamos a hacerle también va a poder elaborar usted mismo sus propios productos de belleza, siguiendo los consejos de uno de los mejores especialistas de la cosmética natural.

Más del 60% de los productos cosméticos convencionales contienen potenciales perturbadores endocrinos como el triclosan, el EDTA y ciertos parabenos.

¿La buena noticia? Con un poco de astucia se pueden evitar por completo estas porquerías.

Julien Kaibeck, aromaterapeuta y fundador del movimiento Slow Cosmétique, le explica cómo reconocer esos ingredientes nocivos y no caer en las trampas de la industria cosmética.

Pero, ¡ojo!, la etiqueta “bio” no tiene por qué ser siempre garantía de suficiente calidad -ni mucho menos-, y ahora usted va a descubrir por qué.

Además, este especialista le ayudará a crear usted mismo y sin salir de casa un cosmético 100% natural para mantener y cuidar su piel. Descubrirá un verdadero tesoro para la piel en un suero hidratante a base de aceite de semilla de albaricoque (al que hay que añadir unas gotas de aceite esencial de Cistus -también conocida como jara o estepa-).

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.