siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube

El exalcalde de Yaiza (Lanzarote) José Francisco Reyes ha sido condenado a casi 6 años de cárcel

|


LIBREDIARIO@DIGITAL / LAS PALMAS DE GRAN CANARIA 


El exalcalde de Yaiza (Lanzarote) José Francisco Reyes ha sido condenado a casi 6 años de cárcel por los delitos continuado de prevaricación urbanística, de prevaricación administrativa, además del delito continuado de blanqueo de capitales, de actividades y negociaciones prohibidas a funcionarios, por tres delitos de cohecho, por el delito de malversación de caudales, y por el delito continuado de falsedad en documento público y mercantil en el denominado 'Caso Yate'.


Asimismo, y según recoge la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Canarias, la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Las Palmas, lo condenan a una multa de más de 158.322 euros, así como a más de 14 años de inhabilitación especial para empleo o cargo público que incluirá específicamente la imposibilidad de desempeñar el cargo de alcalde de ayuntamiento.


El 'caso Yate' centrado en el plano urbanístico acaba con la condena del exalcalde de Yaiza, entre otros, tras probarse que ejerciendo el cargo de primer edil del municipio de Lanzarote, ideó un plan para enriquecerse durante el ejercicio de su cargo, "aprovechándose de la situación de poder que ostentaba" en el ámbito urbanístico y que, según recoge la sentencia, "ejercía sin importarle nada mas que su propio beneficio, haciendo de su cargo público una manera de hacer negocio, enriqueciéndose por muchas de las licencias que otorgaba al recaudar dinero de algunos promotores con intereses urbanísticos en Yaiza para su lucro personal".


Asimismo, se ha probado que el exalcalde disponía "a su antojo" de la voluntad municipal en orden a las resoluciones que pudiera adoptar en el ámbito urbanístico solicitando cantidades económicas con el pretexto de agilizar los trámites para otorgar las licencias urbanísticas, lo que le permitió "amasar una importante fortuna, a costa del interés general del municipio, que nunca atendió por su búsqueda de lucro personal".


La sentencia también condena a otras personas como al exsecretario del Ayuntamiento Vicente Bartolomé Fuentes que deberá cumplir siete años de prisión por los delitos de prevaricación urbanística, de prevaricación administrativa, así como por el delito de malversación de caudales públicos en concurso ideal con un delito continuado de falsedad en documento público y mercantil.


Además, se le impone 11 años y 8 meses de inhabilitación especial para empleo o cargo público de secretario de corporación municipal, así como una multa de 720 euros.

Libre@Diario