“Hay muchas familias que no se ponen en una cola por vergüenza”

|

SANTA CRUZ DIARIO @


Manuel Dorta, Lolo para todos los que le conocen, experimentó lo que es la solidaridad de las personas cuando su hermana empezó a tener problemas con la vista y, al desear llevarla a Barcelona para que la vieran los mejores especialistas, organizó un evento con el fin de recaudar el dinero que necesitaban. Sus sus vecinos, amigos y muchas personas de la isla respondieron mucho más de lo que él imaginó, y pudo realizar el viaje aunque no evitar que la hermana perdiera la vista.


Y también conoció lo que es quedarse sin casa al ser desahuciado por un banco, de la casa que llevaba pagando 11 años, al no querer ni sentarse a negociar el director de la entidad. Y, si a todo ello unimos que a los quince años deja de estudiar para trabajar en la construcción, para ayudar a su madre, se entiende su deseo de fundar una asociación para “luchar por los derechos de las personas del barrio y del Distrito y, también, luchar para que el barrio disponga de los servicios mínimos e infraestructuras”.


Por todo ello es presidente-fundador de la asociación cultural Tres Barrios de Santa María del Mar y presidente de la Plataforma 29-E formada por unos 20 colectivos de Santa Cruz. Aúna a asociaciones de vecinos, culturales, ONG, etc. Tiene muy claro que nunca va a aceptar una ayuda del Ayuntamiento, ya que , cree él, que con esas ayudas, se siente comprado. Y, aunque en los últimos seis años, nos dice que “no habré cotizado ni seis meses”, asegura que no va a cambiar su manera de ser.


La Asociación Tres barrios nace porque nos dimos cuenta que en el barrio había mucha pobreza, mucho paro y muchas familias que no llegaban a fin de mes y que no tenían ni para comer y con la asociación les ofrecimos la ayuda donde la necesitaran, bien ante las administraciones, bancos o colegios”, explica. En estos seis años han tenido casos de desahucios y familias que no tenían ni para darles el desayuno a sus hijos, antes de ir al colegio.


Desde el Área de Asuntos Sociales, del ayuntamiento, hay una frialdad a la hora de dar las ayudas en emergencia social y quienes las están sufriendo son las familias del Municipio, que tienen que esperar hasta tres o cuatro meses, para una primera cita con la trabajador social”. El problema, añade, “es que hay muchas familias que les cuesta ponerse en una cola para llevarse una bolsa de comida que nosotros llamamos las bolsas de la vergüenza”.


Relaciones reivindicativas con las administraciones


Las relaciones que Lolo mantiene con los representantes de las administraciones son muy reivindicativas porque entiende que “hay mucha gente pasándolas canutas y nuestro concejal, Oscar García, siempre habla de las personas en exclusión social, tratándonos como si fuéramos números; no hay sensibilidad. Tiene captadas muchas familias que vienen a pedir ayudas pero hay otras, yo creo que incluso más, que no lo hacen por vergüenza al no desear ponerse en una cola por no haber pasado nunca por esa situación”.


Le es difícil cuantificar el número de personas a las que ayudan desde la asociación ya que “nos dedicamos a todo lo que son ayudas sociales, parar desahucios, estar en la calle manifestándonos por los derechos de la personas, recogiendo tapones solidarios para niños con discapacidad o enfermos y recogida de ropa para las familias que no tienen”. Nos dice muy convencido: “Intentamos tratar y luchar con las instituciones y concejales para que las familias sean atendidas lo antes posible”.


A los derechos de las personas, Lolo une los derechos del barrio: infraestructuras, carreteras, canchas deportivas, limpieza, edificios y demás. Santa María del Mar tiene 51 años y desde hace unos tres años “que nos hemos reunido varias asociaciones, a las que nos llaman radicales por luchar por los derechos de los barrios para ser igual que otros barrios de la isla, denunciando las carencias vergonzosas que padecemos en todo el distrito en muchas cuestiones pero especialmente en accesibilidad para los discapacitados”.


Y le sale la crítica a los políticos y a las asociaciones ya que para Lolo Dorta ” algunas se han politizando y se han convertido en chiringuitos al servicio del partido que lleva gobernando más de 30 años. Nos hemos dado cuenta, (y ha salido en prensa), que en realidad nuestros gobernantes y los partidos que nos están gobernando, parece que no les interesa que se acabe la crisis o que se acabe la pobreza, porque muchos de ellos hacen campaña con la pobreza de las personas”.


Pide “que la concejala del Distrito, María Candelaria de León, se dedique más a los barrios y deje Fiestas” y nos recuerda “para que quede claro, que el ayuntamiento de Santa Cruz invierte más en Fiestas que en Asuntos Sociales”. Dorta valora especialmente la labor desinteresada de algunas ONG que ayudan a las personas, y tiene claro que ” lo primero es la dignidad y sus derechos: una vivienda, un trabajo y unos estudios para sus hijos”.


Él advierte de que no busca que le agradezcan nada. Cuando le pedimos el número de miembros de la asociación nos dice, recordando al presidente de la Asociación de Vecinos 8 de marzo de Añaza, Luis Celso: “Socios son todos los vecinos del barrio”.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.