Podemos Canarias aclaran los detalles sobre la expulsión de Brito

|


LIBREDIARIO@DIGITAL / LAS PALMAS DE GRAN CANARIA



Eldiario.es publicó ayer que el vicepresidente del Cabildo de Gran Canaria, José Manuel Brito, llevó a cabo un pucherazo digital en las primarias para encabezar la lista al Gobierno de la isla, mediante la creación masiva de perfiles falsos dados de alta en el registro de votantes de Podemos, con la adquisición de tarjetas telefónicas de pre pago y correos electrónicos y DNI falsos.



El medio asegura haber tenido acceso a una muestra de esos correos electrónicos falsos, y la propia organización estatal ha corroborado que los nombres figuran en su base de datos. Por tanto se utilizaron para las votaciones pero fueron anulados por sospechosos. La auditoria retrasó de hecho el resultado 48 horas, y finalmente Brito ganó por 14 votos.



El periódico asegura que el pucherazo fue ejecutado por miembros de Acción en Red, la ONG que lideraba Brito


Cabe destacar que la federación estatal de esta organización se ha desligado recientemente de su ‘sucursal’ canaria precisamente por “la mala praxis política” de su líder canario, Brito, como cargo de Podemos.



Es el último escándalo que protagoniza el vicepresidente, que hace un año ya pasó por la Comisión de Garantías estatal por un caso de nepotismo, al intentar nombrar a su pareja, Noemí Parra, como directora general de Igualdad. Entonces Garantías no encontró motivos para la expulsión porque Brito desistió del nombramiento tras la denuncia.



Desde el principio, Brito no ha rendido cuentas a la militancia ni ha enviado la información que le ha ido requiriendo el partido sobre su acción de gobierno. Fruto de esta desconexión con las bases y los órganos de dirección se han producido gravísimos incumplimientos de los principios organizativos y políticos y en este sentido se pronunciaron los Círculos y Consejos Municipales, que emitieron un comunicado exigiendo a sus representantes que acataran de inmediato el código ético.



En base a ese documento, y por el apoyo que Brito brindó después a la expansión de Sí Se Puede en Gran Canaria –una formación que se presentó a las elecciones con Podemos bajo el compromiso de disolverse dentro de este partido y que en el camino ha decidido todo lo contrario, extendiendo su marca a otras islas donde no existía antes- la Comisión de Garantías estatal instó al CCA de Canarias a la apertura de un expediente que ha concluido con la expulsión de Brito del partido. Ahora mismo se encuentra en el periodo de recurso.



La polémica en su actividad institucional también le ha marcado en estos meses por el considerable incremento de las subvenciones que desde el Cabildo se han concedido a la ONG de la que fue referente en los últimos lustros, Acción En Red.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.