siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube

El cisma se agranda: los dos bandos del PSOE se atribuyen el poder legítimo

|


MADRID (Reuters) - La inaudita guerra abierta en el Partido Socialista español se recrudeció el jueves cuando una de las voces críticas del partido se alzó ante su sede como máxima autoridad de la formación política, sin reconocer el liderazgo del secretario general, Pedro Sánchez.


"En este momento la única autoridad (del PSOE) es la presidenta del comité federal, que soy yo", dijo Verónica Pérez, también secretaria general del PSOE de Sevilla, en un multitudinario encuentro con la prensa a las puertas del edificio del partido en Madrid en la calle Ferraz.


"Ya no son la dirección de este partido, han dimitido ya la mitad más uno", dijo sobre la reunión que celebraba en ese momento Sánchez y sus afines después de que la víspera presentaran su renuncia 17 miembros de la ejecutiva para tratar de forzar la salida del secretario general del PSOE.


A pesar de la maniobra, la ejecutiva de fieles a Sánchez se reunió y emitió el jueves un comunicado convocando formalmente un comité federal para este sábado con el objetivo de mantener las primarias el 23 de octubre y celebrar un congreso federal extraordinario el 12 y 13 de noviembre, en lugar de en diciembre.


"La comisión ejecutiva federal hace un llamamiento inequívoco a la serenidad y la calma de todo el partido en estos momentos inéditos en la vida interna del PSOE, al mismo tiempo que agradece el comportamiento ejemplar de sus militantes y apela a la responsabilidad de todos", dijo en el comunicado.


Las tensiones vividas en los últimos meses en el PSOE tras el desgaste electoral sufrido a costa sobre todo del partido antiausteridad Podemos y el cuestionamiento del liderazgo de Sánchez estalló el lunes después de la última debacle electoral en Galicia y el País Vasco.


La mediática crisis del PSOE se inscribe en la parálisis política que atraviesa el país, tras nueve meses de gobierno en funciones pese a dos citas electorales, lo que ha dividido al partido entre los que se decantan más o menos directamente por permitir con su abstención un Ejecutivo del Partido Popular y los que respaldan a Sánchez para tratar de formar un gobierno alternativo.


Sin que por el momento se pueda prever el desenlace de esta contienda, los últimos acontecimientos dificultan la negociación de cualquier ejecutivo liderado por Pedro Sánchez antes de que a finales de octubre venza el límite legal para disolver las cámaras y convocar nuevas elecciones en diciembre.


SIN PASAR DEL HALL


La intención de Verónica Pérez a su llegada a Ferraz era instar a la comisión de garantías del PSOE a resolver el debate sobre la interpretación del reglamento respecto a quién corresponde en este momento la dirección del partido.


Sin embargo, en medio de escenas caóticas en plena calle, al no poder acceder ni siquiera la prensa al interior de la sede del partido, Pérez abandonó el edificio diciendo que no la habían dejado pasar del hall en las casi dos horas que había estado en el interior.


La dirigente del PSOE sevillano, considerada muy próxima a la presidenta andaluza, Susana Díaz, a quien los afines a Sánchez sitúan a la cabeza de la "rebelión", había acusado a su entrada a éste y a sus afines de "atrincherarse" en la sede del PSOE.


La presidenta balear, Francina Armengol, la única de los siete socialistas con poder territorial que no es del sector crítico, dijo a la salida de Ferraz que había llegado el momento de que la militancia hablase.


"Mi planteamiento sigue siendo el mismo: un 'no' a Rajoy y a sus políticas de recortes y una apuesta por un Gobierno de cambio", declaró.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Libre@Diario