siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube

El nuevo sospechoso del caso contó a un preso que a Yeremi lo mató "El Tani"

|


LibreDiario@Digital / Las Palmas 


El presunto abusador al que desde esta primavera se considera el principal sospechoso de la desaparición de Yéremi Vargas, ocurrida en Gran Canaria hace nueve años, contó a un compañero de prisión en Algeciras que no fue él quien mató al niño, sino un vecino suyo, llamado "El Tani".


El diario "La Razón" publica la declaración que ha prestado ese recluso sobre las confidencias que afirma que le hizo en la cárcel Antonio O.B., alias "El Rubio", respecto a la causa por la que estaba preso preventivo (los abusos sexuales que sufrió un menor en el sur de Gran Canaria en 2012) y también sobre su supuesta vinculación con la desaparición del niño de Vecindario en 2007.


"Un día le pregunté qué había hecho para que le encerrasen y me respondió: 'Me acusan de violar a un menor cerca de donde vivo, en Vecindario, Canarias, pero soy inocente. Están muy equivocados. Lo que pasa es que tuve la mala suerte de ver lo que ocurrió. Lo hizo otro, un vecino mío, un desgraciado que se llama El Tani'", ha relatado este preso, implicado en delitos de estafa.


Este testigo afirma que, a continuación, Antonio O.B. le preguntó si conocía el caso de Yeremi Varas. Y cuando le dijo que sí había oído hablar de él, le comentó: "Yo vi cómo lo cogían y quién se lo llevó. Me acuerdo perfectamente. Fue una mujer de pelo moreno, tiraba del brazo del niño. Él iba llorando. Lo metió dentro de un coche. Era un Seat Toledo de color blanco que conducía un hombre".


Más adelante, en otra conversación en la misma prisión, este recluso asegura que "El Rubio" le dijo que los abusos por los que van a juzgarlo no los cometió él, sino "El Tani, como con Yéremi".


"El chiquillo no sufrió, llegó muerto. Le puso algún tipo de sustancia en la bebida para dormirle, pero se pasó y se murió. Yo vi al pequeño sin vida ya dentro del coche de 'El Tani'. En un barranco escondido preparó una hoguera con palos y un colchón y le prendió fuego. Luego recogió los restos los metió en una bolsa con la cremallera rota que yo mismo le entregué. Fuimos al vertedero por la parte de atrás y allí arrojó la bolsa", asegura este preso que le relató entonces en Algeciras "El Rubio".


Antonio O.R. será juzgado a finales de año en la Audiencia de Las Palmas por abusos a un menor en Santa Lucía de Tirajana, el mismo municipio al que pertenece la localidad de Vecindario.


Desde hace unos meses, también afronta cargos de detención ilegal y homicidio como sospechoso de la desaparición de Yéremi Vargas.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Libre@Diario