siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube

Mola gana el mundial de triatlón, pero los Brownlee acaparan la atención

|



MÉXICO / (Reuters) - El español Mario Mola se proclamó campeón del mundo de triatlón, pero los hermanos Alistair y Jonny Brownlee fueron los grandes protagonistas de la última prueba del mundial en un dramático final, cuando el campeón olímpico Alistair ayudó a un exhausto Jonny a cruzar la línea de meta, en un intento desesperado porque su hermano no perdiera el título.


Jonny, medalla de plata en Río, sufrió un desvanecimiento tras acabar segundo en Cozumel, México, en la última prueba del campeonato. El quinto puesto de Mola fue suficiente para asegurarse su primer campeonato del mundo, con cuatro puntos de ventaja sobre Jonny. El español Fernando Alarza fue tercero.


Pero la victoria de Mola quedó en segundo plano ante el espectáculo de los hermanos Brownlee.


Antes de la última prueba de la temporada, una victoria hubiera asegurado a Jonny el título mundial y a falta de un kilómetro para la meta en la carrera a pie, la victoria estaba a su alcance al contar con una ventaja de 50 metros.


Pero mareado por el calor y exhausto, el triatleta comenzó a dar bandazos por la carretera, permitiendo al sudafricano Henri Shoeman adelantarle en el último tramo de la carrera de 10 kilómetros para ganar la prueba.


Alistair, que marchaba tercero, atrapó a su desorientado hermano, agarrándole por el hombro y cargando su peso en los últimos metros, antes de empujarlo para que cruzara la meta antes que él.


"Me hubiera gustado que el idiota hubiera llevado el ritmo adecuado y hubiera cruzado la línea de meta primero", dijo Alistair a periodistas después de la carrera, mientras Jonny recibía tratamiento médico.


"Podía haber trotado esos dos últimos kilómetros y ganado la carrera. Tienes que valorar las condiciones. Fue una reacción natural hacia mi hermano pero hubiera hecho lo mismo por cualquiera. Es lo más cerca de la muerte que puedes estar en el deporte".


Mola dijo que su alegría en la victoria se había visto empañada por los problemas de Jonny con las condiciones climatológicas.


"En primer lugar no era así como quería ganar el campeonato del mundo", dijo el español en un comunicado.


"Afortunadamente pude estar entre los cinco primeros si Jonny no ganaba la prueba. Queremos que todos estén seguros en la línea de meta, no es como quería ganar, pero así es el triatlón".


La apelación de la Federación Española de Triatlón para descalificar a Jonny por aceptar la ayuda de su hermano fue rechazada por el jurado de la federación de ITU.

Libre@Diario