La abogada acusadora de la Infanta es imputada por extorsión

|


ED@ / MADRID 


La Audiencia Nacional sospecha que Virginia López Negrete, letrada de Manos Limpias, no sólo era una abogada acusadora, sino también acosadora. 


El juez ha citado a la abogada que llevó la acusación contra la Infanta Cristina a declarar por su supuesta participación en la presunta trama de extorsión que coordinaban Manos Limpias y Ausbanc.


Los investigadores están convencidos de que López Negrete actuaba de forma concertada y coordinada con Luis Pineda, el secretario de Ausbanc, una supuesta entidad defensora de los derechos de los consumidores que se convirtió en una entidad para extorsionar a empresas y empresarios.


Los ejecutivos de BBVA han explicado que la entidad comenzó a sufrir coacciones cuando retiró los convenios publicitarios que había firmado con Ausbanc.


Más que una contratada


López Negrete está acusada de haber extorsionado a BBVA, después de que la entidad financiera cancelara los contratos publicitarios con Luis Pineda, el presunto cabecilla de la trama corrupta. Pineda y López Negrete habrían solicitado al entorno de la Infanta Cristina la cantidad de tres millones de euros para retirar las acusaciones en su contra.


López Negrete asegura públicamente que sólo es una abogada contratada por Manos Limpias, pero en la Audiencia Nacional han visto indicios para considerar que la abogada ejercía un "auténtico poder de decisión" dentro de Manos Limpias.


La abogada acusadora de la Infanta ha reconocido que su situación personal y la de su sindicato se ha complicado con el avance de las investigaciones de la Audiencia Nacional.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.