La OEA advierte de la falta de garantías en la destitución de Dilma Rousseff

|


EDDC.NET / Madrid


La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) expresó en un comunicado preocupación por las denuncias de arbitrariedad y falta de garantías en el proceso que culminó con la destitución de Dilma Rousseff como presidenta de Brasil.


“La CIDH expresa su preocupación ante las denuncias sobre irregularidades, arbitrariedad y ausencia de garantías al debido proceso en las etapas del procedimiento (…) También la Organización de los Estados Americanos (OEA) y otros organismos internacionales han expresado su preocupación al respecto”, reza el comunicado.


El organismo, que forma parte del sistema de justicia de la OEA, subrayó que Rousseff fue elegida en dos ocasiones “democráticamente a través del voto popular” y observó que si bien la figura del juicio político está prevista en la Constitución de Brasil, el procedimiento sancionatorio “debe contar con las garantías mínimas del debido proceso”.


La CIDH valora “la observancia que las autoridades competentes del Poder Judicial de Brasil proporcionen al caso” así como también los órganos de supervisión internacional, razón por la cual la Comisión analiza solicitar una medida cautelar.

La CIDH tiene bajo su análisis una solicitud de medida cautelar y una petición que continúan su curso regular”, indica el documento. Rousseff fue destituida el pasado miércoles en el Senado, por 61 votos a favor y 20 en contra, en el final de un proceso en el que resultó declarada culpable de delitos de responsabilidad fiscal relacionados con el manejo de las cuentas públicas.


La CIDH es un órgano principal y autónomo de la OEA, cuyo mandato surge de la Carta de la OEA y de la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.