Varias explosiones golpean populares zonas turísticas del sur de Tailandia

|



HUA HIN, Tailandia (Reuters) - Una serie de explosiones sacudieron tres de los emplazamientos turísticos más populares del sur de Tailandia el jueves y viernes, matando a 4 personas y dejando decenas de heridos, pocos días después de que el país votase en un referéndum a favor de una Constitución respaldada por los militares.


Cuatro bombas explotaron en la exclusiva localidad turística de Hua Hin, a unos 200 kilómetros al sur de Bangkok, en la noche del jueves y la mañana del viernes, matando a dos personas e hiriendo al menos a 24.


Otras explosiones sacudieron la isla turística de Phuket y una localidad vacacional en la provincia de Phang Nga y Surat Thani, una ciudad que es la puerta de entrada a islas como Koh Samui en el golfo de Tailandia.


Hua Hin alberga el palacio real Klai Kangwon, que en tailandés significa "Palacio alejado de las preocupaciones", en el que el rey Bhumibol Adulayadej, el monarca con el reinado más largo del mundo, y su mujer Sirikit han pasado temporadas a menudo en los últimos años hasta que ambos fueron hospitalizados.


Este viernes era festivo en Tailandia por el cumpleaños de la reina, que se celebra como el Día de la Madre.

Ningún grupo ha reivindicado la autoría de las explosiones, aunque las sospechas recaen sobre los grupos extremistas que actúan en las provincias de mayoría musulmana del sur de Tailandia.


SIETE ATAQUES


La policía estaba alerta ante la posibilidad de un ataque inminente, pero no contaba con información precisa sobre fechas o ubicaciones, dijo el jefe de la jefe de la policía nacional, Chakthip Chaijinda, en una rueda de prensa el viernes en Bangkok.


"Nos faltaba por saber el día que sucedería", dijo.


Los dispositivos empleados fueron similares a los utilizados por los insurgentes separatistas en el sur de Tailandia, auque eso no demuestra de forma concluyente que sean los responsables, dijo.


La policía descartó cualquier vínculo con el terrorismo internacional, al igual que el Ministerio de Asuntos Exteriores de Tailandia, que dijo en un comunicado el viernes que "el incidente no está relacionado con el terrorismo, pero es un acto para provocar alteraciones del orden público".


Las autoridades tailandesas reforzaron la seguridad en lugares turísticos, aeropuertos y de transporte público en Bangkok, mientras que el jefe de la junta militar tailandesa y primer ministro, Prayuth Chan-ocha, expresó su frustración sobre los motivos de los ataques.


"¿Por qué ahora, cuando el país está mejorando, la economía está mejorando y el turismo está mejorando? Tenemos que preguntarnos por qué y quién lo hizo", dijo a los periodistas.


Los ataques son una mala noticia para el turismo en Tailandia, uno de los pocos sectores brillantes en una economía lenta.

El turismo representa alrededor del 10 por ciento del producto interior bruto y Tailandia esperaba la llegada de 32 millones de visitantes este año.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.