Esta es la reacción de Mariano Rajoy a las seis condiciones de Rivera

|



LIBRE DIARIO @ DIGITAL / EP-ESPAÑA/ POLÍTICA


Mariano Rajoy sugirió a Albert Rivera que aceptará sus seis condiciones sobre lucha contra la corrupción para negociar la investidura; en su reunión de este miércoles, tras el movimiento del líder de Ciudadanos hacia un posible “sí”, el presidente en funciones le dijo a éste que los populares serán “absolutamente constructivos” al respecto porque “lo importante es que haya un Gobierno ya”; ese interés “lo anteponemos a cualquier consideración”, señaló. Y aunque la confirmación de que los populares aceptan los requisitos depende de su “estudio” y deliberación por parte de la ejecutiva nacional del PP el próximo miércoles, 17 de agosto, ellos “harán cuanto esté en su mano” para abrir con C’s las negociaciones para la investidura, ya con una hoja de ruta sobre propuestas de política y economía más allá de dichas exigencias previas sobre limpieza y regeneración.


El presidente en funciones dejó no obstante en el aire la asunción o no de la que Albert Rivera planteó el martes como precondición de obligado cumplimiento para siquiera sentarse a negociar, que es poner “fecha y hora” al debate de investidura. Así, a la pregunta de si estaría dispuesto a indicar esa fecha aun cuando el PSOE persistiera en su no rotundo en la votación correspondiente, Rajoy respondió con un gallego “ya veremos”. Y añadió que, si los socialistas no modifican su posición actual, “tendremos que ir otra vez a unas elecciones”. En cuanto a la posibilidad de contar con el apoyo o la abstención de fuerzasnacionalistas como el PNV para poder sacar adelante la investidura sin el PSOE, señaló que los dirigentesdeben ser ante todo “realistas” y, además, ni siquiera esos cinco votos peneuvistas bastarían para asegurarse el éxito.


De modo que, por lo a que Rajoy se refiere, buena predisposición a pactar con Rivera pero ninguna respuesta definitiva antes de esa reunión del día 17 entre los sesenta dirigentes que forman el Comité Ejecutivo Nacional del PP. De momento, él se va a Sanxenxo para combinar reflexión, llamadas telefónicas y tal vez reuniones discretas con algo de descanso veraniego. Entre esas posibles llamadas, el jefe del Ejecutivo en funciones ni confirmó ni desmintió que pueda hacer alguna a Pedro Sánchez, de quien recordó el ofrecimiento a hablar en cualquier momento aunque no para negociar acuerdos.


El jefe del PP valoró por lo demás como “muy importante y una buena decisión para España” el “nuevo paso” dado por Rivera.


El líder de Ciudadanos consideró igualmente positiva la reunión con Rajoy, de quien aceptó los ritmos que le impuso para seguir hablando. “Parece que el PP se mueve y se toma esto en serio”, señaló. En cuanto a las perspectivas que ve en la “votación” de los dirigentes populares, indicó que espera que “no bloqueen la investidura de su propio candidato”.


Rivera volvió a meter presión al PSOE al indicar que las seis condiciones exigidas a Rajoy “estaban en el acuerdo” que Pedro Sánchez firmó, defendió y votó con él tras las elecciones del 20D para su fallidatentativa investidura. “Sólo faltaría” que ahora los socialistas se opusiera a esas exigencias, insistió para visualizar el brete en que ahora se hallan Sánchez.


Agregó Rivera, sin embargo, que le parecería “justo, sensato y necesario” que en su negociación con Rajoy tras la probable aceptación de las condiciones anticorrupción -más el señalamiento de una fecha de investidura- se incluyeran demandas del PSOE. De ese modo estarán en la mesa “los votantes” del PSOE aunque Sánchez siga sin comparecer, dijo.


El presidente de Ciudadanos abogó por un proceso de diálogo “rápido” para que, a ser posible, la investidura se resuelva a finales de agosto.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.