Piden que el exjefe de Asuntos Internos se aparte de la investigación sobre ‘Nicolás’

|


El fiscal Alfonso San Román ha pedido al juez Arturo Zamarriego que se disuelva la comisión judicial en la que participa el exjefe de Asuntos Internos de la Policía, el comisario Marcelino Martín Blas, por la “extralimitación intolerable” en las diligencias practicadas en el marco de la investigación de la grabación en la que varios policías y agentes del CNI hablaban sobre unas actuaciones que afectaban a Francisco Nicolás Gómez Iglesias, el ‘pequeño Nicolás’. En el escrito, el fiscal accede en respuesta al abogado del ‘pequeño Nicolás’ a que se declare nula sólo la parte de la investigación elaborada por el inspector de la Policía Rubén López, mano derecha de Marcelino Martín Blas y a quien este comisario sitúa como máximo responsable de las diligencias practicadas por mandato del juez Zamarriego. 


El juez asignó hace un año a Martín Blas y al inspector Rubén López como responsables de la comisión judicial a pesar de que estos dos agentes fueron los perjudicados de la grabación -filtrada a la prensa-- del 20 de octubre de 2014, origen de la causa bautizada como ‘Nicolay’. Al ser “testigos presenciales” de esa conversación con otro agente de la Policía y dos miembros del CNI, el fiscal considera, de entrada, que ya habría motivo suficiente para que se disuelva la comisión judicial. El representante del Ministerio Público considera que la participación de los policías Martín Blas y Rubén López en esa comisión judicial se ha guiado por unas actuaciones marcadas por una “extralimitación intolerable”, ya que han autorizado diligencias “prospectivas y en ocasiones desproporcionadas o incluso sin conexión razonable con el objeto del procedimiento”. 


La defensa del ‘pequeño Nicolás’ solicitó que sea la Guardia Civil quien perite la grabación, aunque sobre este respecto no se pronuncia el fiscal. Sin embargo, sí les afea a los dos policías que aún no se sepa cómo se llevó a cabo la grabación y advierte al inspector Rubén López que ocultarle un oficio con fecha de 14 de junio podría constituir un delito de acuerdo a la Ley de Enjuiciamiento Criminal. “El hecho insólito de que la Policía Judicial comente un informe fiscal, sin que exista resolución judicial que le habilite motivadamente para ello, es una muestra más de la extralimitación en su actuación de la Comisión Judicial”, concluye el fiscal un escrito con fecha de 29 de junio y entrada en el Juzgado de Instrucción número 2 de 4 de julio. El 20 de mayo, Marcelino Martín Blas pidió al juez Zamarriego que detuviera al comisario José Manuel Villarejo, a quien culpa de esa grabación cuando hablaba del ‘pequeño Nicolás. 


Martín Blas fue apartado de Asuntos Internos por su enfrentamiento con este otro policía que se define a sí mismo como ‘agente encubierto’. En este marco, Martín Blas solicitó la detención de Villarejo, la de su pareja y la del periodista que publicó las primeras informaciones sobre el arresto del ‘pequeño Nicolás’, así como la imputación de otras diez personas, entre ellas el exdirector adjunto operativo (DAO) de la Policía Eugenio Pino. Villarejo declaró como investigado el pasado miércoles y habló al juez Zamarriego de su participación hasta 2012 en operaciones en Cataluña “sin intencionalidad política”, como un día después precisó su abogado. También aseguró que no conocía al ‘pequeño Nicolás’ y que se enteró de la grabación a Martín Blas y al resto de agentes a través de los medios de comunicación. Según él, esto fue “objetos de chanzas” en la Policía por la sorpresa que causó que un responsable de Asuntos Internos hubiera sido sorprendido de esta forma.

 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.