siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube

La Universidad de La Laguna apuesta por la transferencia del conocimiento para generar empleo

|


La Laguna Cibican Visita (3)


TENERIFE/ El Cabildo de Tenerife y la Universidad de La Laguna ha concluido las obras del Instituto de Tecnologías Biomédicas y el Centro de Investigaciones Biomédicas de Canarias (Cibican). Los trabajos han sido ejecutados por la UTE Ferrovial-Agroman y Syconca y han supuesto una inversión de unos 6,5 millones de euros, a los que hay que añadir el equipamiento que se hará próximamente. El Cibican se convertirá en un centro de investigación e innovación biomédica y biotecnológica con vocación de excelencia que integrará la actividad y recursos de las diferentes estructuras e institutos universitarios que lo constituyen. Asimismo, podrán incorporarse otras entidades que desarrollen la actividad investigadora en el ámbito biomédico de Canarias.


Carlos Alonso indicó que “el Cibican será un centro de referencia para la investigación médica y tiene una ubicación idónea, cerca de los hospitales de referencia y de la Universidad de La Laguna. Se trata de una apuesta muy clara por la transferencia del conocimiento y de la investigación médica y esto nos permite seguir generando empleo y actividad económica en el sector de la ciencia, que tiene que crecer en Canarias”.


Rosa Dávila indicó que “el edificio es un buen ejemplo de la colaboración entre el Gobierno de Canarias, a través del Fondo de Desarrollo de Canarias, el Cabildo y la Universidad de La Laguna, que nos permitirá una infraestructura puntera en investigación. Nos marcamos como objetivo invertir en sectores productivos para mejorar la calidad del empleo y en diversificar la economía a través de la ciencia, la tecnología y la investigación”.


Por su parte, José Alberto Díaz, indicó que “La Laguna es un referente en el ámbito educativo con la Universidad al frente y el Cibican nos permitirá seguir creciendo en materia de investigación y ciencia”.


Finalmente, el rector de la ULL, Antonio Martinón, destacó que “el Cibican nos permitirá mejorar la investigación que ya realizamos en la Universidad. Se trata de un espacio extraordinario que nos permitirá seguir investigando en mejores condiciones y, en consecuencia, transferir luego ese conocimiento al mundo económico, que es uno de nuestros objetivos”.


El Cibican se organiza en dos plantas: una a nivel de calle donde se ubican los servicios generales solicitados en el programa de necesidades y otra a nivel de sótano donde se ubica el animalario e instalaciones anexas. Entre ambas plantas se sitúa el techo técnico, no habitable, que da servicio al Animalario, de manera que todas las instalaciones que sirven a las salas de animales discurren por el techo técnico y son registrables desde el mismo, evitando interferencias del servicio de mantenimiento con el correcto uso del Animalario.


En planta baja se han dispuesto los usos más generales y compatibles con el uso público en las proximidades del acceso y ocupando la fachada este. De este modo se establecen dos zonas en planta baja, una zona de carácter más general, donde puede tener acceso el público y una zona específica de investigación, donde solo tiene acceso el personal autorizado. En la zona de público se encuentran las áreas más sociales del edificio, como son la sala de descanso y la sala de lectura, la sala de actos, la administración y dirección y la sala de informática o multiusos. Desde la zona de uso público se tiene acceso a los aseos y al núcleo de comunicaciones de escalera y ascensor.


En la zona de personal se ubican los laboratorios comunes, que lo serán también para la futura torre de fase 2, consistentes en todas las salas solicitadas de microscopia, banco de cerebros, histología, salas de cultivos, instrumentación, congeladores, cámara fría, etc. y además se dispone de dos salas de laboratorios generales, que ocupan la mejor orientación del edificio, con amplia fachada a Norte. Las salas de cultivo y de instrumentación disponen también de iluminación natural. El criterio ha sido dotar de iluminación natural a aquellas salas en donde se prevé mayor continuidad en el trabajo.


En la planta baja se encuentra como uso principal el Animalario, con sus dependencias anejas de almacenes y horno crematorio. Además dispone de área de carga y descarga a doble altura y directamente accesible desde el exterior. En esta planta se ubican además diversas salas de instalaciones. Sobre esta planta se encuentra el techo técnico, cuya finalidad es dar el servicio de instalaciones que necesita el animalario. En el exterior, en edificio aparte, se encuentran las instalaciones generales del edificio, grupo electrógeno, aljibes, bombas, gases, virutas y basuras, etc. También al exterior se disponen las enfriadoras, con sus correspondientes silenciadores, al objeto de amortiguar el ruido de las mismas.

Libre@Diario