siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube

El Cabildo, a propuesta de Podemos, rechaza que Canarias se convierta en sede del AFRICOM

|


FernandoSabatePodemos


TENERIFE/ A propuesta del grupo insular de Podemos, el Cabildo de Tenerife ha acordado rechazar expresamente que Canarias se convierta en sede del AFRICOM (mando militar de Estados Unidos para el continente africano) y, además, ha reafirmado la voluntad de paz, tolerancia y concordia con los pueblos vecinos que caracterizó durante su historia contemporánea a la sociedad canaria. Otro de los puntos consensuados insta a trasladar este acuerdo a la Federación Canaria de Islas (FECAI), animando a adoptar pronunciamientos plenarios similares en todos los Cabildos del Archipiélago, así como al Parlamento de Canarias.


El portavoz y consejero de la formación morada en el Cabildo tinerfeño, Fernando Sabaté, explica con satisfacción que este acuerdo del Cabildo alcanzado con el voto a favor de Podemos, PSOE y CC y con la abstención del PP, “representa el rechazo manifiesto de Tenerife a los planes belicistas que tienen Estados Unidos y la Unión Europea para Canarias”. Añade que también supone un no tajante a la controvertida propuesta formulada hace unas semanas por el presidente estatal del Partido Popular, Pablo Casado, de trasladar la sede del AFRICOM desde Stuttgart (Alemania) al Archipiélago, “lo cual es tanto como pedir el establecimiento de una base militar norteamericana en Canarias, algo que rompería de lleno con la trayectoria pacifista que impera en estas islas y que únicamente serviría para los intereses privados de Estados Unidos”.


Este organismo, como indica Sabaté, identifica a Canarias desde 2006 como “la plataforma logística ideal para la intervención política, económica y militar norteamericana en el continente africano, ya sea mediante la promoción de inversiones, a través de la influencia política directa, cuando no mediante intervenciones militares efectivas”. Es decir, “existe en realidad una pretensión manifiesta de convertir estas islas en una plataforma de agresión a África, y lo que viene a significar la moción de Podemos aprobada en comisión insular de Presidencia, es que el Cabildo de Tenerife se opone tajantemente a esa pretensión”.


Y recuerda que en contraposición a las pretensiones de Estados Unidos y Europa, así como de representantes políticos como Casado, la última vez en la historia que conocimos algún tipo de enfrentamiento militar abierto en nuestro territorio o en sus aguas más próximas, tuvo lugar hace 222 años: el ataque a Santa Cruz de Tenerife de la armada británica comandada por Horacio Nelson en 1797, cuya derrota seguimos conmemorando de forma cívica y pacífica en nuestra capital cada 25 de Julio. “Desde entonces, y a pesar de todos los avatares históricos y las dificultades y desigualdades internas, Canarias ha vivido en un escenario de neutralidad y paz frente a los conflictos bélicos promovidos desde el exterior”. Y añade que “esta voluntad histórica quedó ratificada otra vez hace 33 años, el 12 de marzo de 1986, en el referéndum sobre la OTAN, a través del cual se expresó con rotundidad la voluntad mayoritaria de nuestro pueblo de permanecer siendo un territorio neutral y pacífico”.


En la misma línea, el Estatuto de Autonomía de Canarias aprobado en 2018 destaca como principio para nuestra tierra el fortalecimiento de la cohesión de la ciudadanía canaria “facilitando, dentro del marco constitucional, su vocación como eslabón entre Europa, América y África, contribuyendo a la paz y a un orden internacional más justo”. En su primer artículo, agrega Sabaté, este estatuto asume entre sus tareas supremas “el desarrollo sostenible y equilibrado de las islas y su contribución a la cooperación y a la paz entre los pueblos, así como a un orden internacional justo, en el marco constitucional y estatuario”.


Pero la realidad es que en los últimos años en nuestro Archipiélago se han llevado a cabo maniobras conjuntas de la OTAN enmarcadas en su activa penetración política y militar en el continente africano. Aviones de la CIA sobrevolaron el espacio aéreo del Archipiélago e hicieron escala en los aeropuertos tinerfeños entre 2002 y 2005 transportando de manera clandestina e ilegal a presos torturados. En 2010 EEUU pidió usar el Puerto de la Luz para sus barcos nucleares, y entre 2011 y 2013 la Base Aérea de Gando y el Arsenal de Las Palmas sirvieron como bases de apoyo logístico para las operaciones de EEUU y Europa en Malí, donde radican intereses muy concretos vinculados al combustible de las centrales nucleares francesas.

Libre@Diario