siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube

El caso del patoso útil

|


Libre


LA GUILLOTINA DE PAPEL



Patoso util



EL CASO DEL PATOSO ÚTIL

por Joaquín Hernández, periodista y analista político


En este país se ha puesto de moda el saltar al famoseo utilizando el “aquí todo vale”. El caso es dar la nota, el do de pecho grande y profundo que te convierta en noticia de portada, que abran los telediarios comentando tu “hazaña”, da lo mismo si paseas una vagina con la imagen de la virgen o te crucificas en plan Drag queen en pelotas imitando a Jesucristo súper estar.


Está de moda cagarse en todo lo humano y divino, da lo mismo que lo mismo da, el caso es que se hable aunque sea mal.


En la justicia, a veces injusticia, española todo el mundo es inocente y aunque te atrape la policía en un acto delictivo con alevosía, premeditación y nocturnidad, sigues siendo inocente hasta que un juez determine tu culpabilidad. En otros países, por ejemplo en Inglaterra, el denunciado es el que tiene que aportar pruebas de su inocencia, es decir; es culpable y no existe la presunción de inocencia a menos que demuestre que lo es.


El manido tema del derecho a la “libertad de expresión y opinión” recogido en el artículo 21 de la carta magna de los españoles (es posible que sea este el único artículo de la Constitución española que todo el mundo dice conocer) nos lleva a pensar que se utiliza como paraguas para decir y escribir toda clase de insultos a lo símbolos que sirven para reconocernos como nación y diferenciarnos del resto de otras naciones del planeta Tierra.


El caso del patoso útil del programa “El Intermedio” de la 6ª tv, haciendo el simulacro de sonarse los mocos con la bandera constitucional, además de ridículo y falto de humor, supone un ultraje a un “trapo” al que, constitucionalmente, estamos obligados a respetar.


Dani Mateo se esfuerza en hacernos reír y no hay peor antídoto contra la risa cuando intentan hacerse el gracioso en lugar de hacer gracia.


El Intermedio, como programa innovador, de humor político verbenero, tuvo su época, los guionistas se repiten una y otra vez, los temas empiezan aburriendo al personal que ya no se engancha al tema y el Gran Wyoming parece estar agotando las neuronas y habrá pensado que la única formula para aumentar la escasa audiencia a su mediocre espacio televisivo estriba pasarse por el forro de los cojones el “trapo español” y moqueándose en el mismo.


La audiencia ha actuado de diversa manera, unos han determinado no volver a sintonizar la 6ª tv, otros hacer zapin a la hora del Intermedio, incluso los patrocinadores han anulado su publicidad.


José Miguel Monzón, experto en esto de la tele, sabe muy bien que el “leitmotiv” de la televisión privada se basa en la audiencia, en el porcentaje de “share” en su franja horaria.


La burrada de Dani Mateo ha tenido consecuencias en el la citada audiencia, de tal forma que el Hormiguero de Pablo Matos en Antena 3 tv se ha encontrado con un enorme aumento de “share” a costa del mocoso del Intermedio.


A toda esta gente, deseosa de los 5 minutos de gloria, que no les importa ciscarse en su propia madre por tal de ser “noticia, noticiable” durante unos días, yo les aconsejo, para llegar a ser “trending topic” mundial, que sin dilación alguna, paseen una imagen de Ala o e Mahoma, con los cuernos del reno de Papa Noel, en pelotas y la polla al airé en plan Nacho Vidal y, por supuesto, limpiarse el culo con la bandera del Estado Yihadista islámico. Les aseguro un impacto a nivel mundial digno del libo Guinnes de los récord, el único periódico semanal que no publicará la noticia de Dani Mateo será el parsino “Charlie Hebdo”, lo más probable será que en breve plazo todos salgamos a la calle gritan “Yo soy Dani”, emulando al famoso “je suis Charlie” tras los atentados terroristas al semanario parisino.


Claro que para eso hay que tener un par de cojones, y ganas de suicidarse, que tampoco es para tanto…


Sin embargo, una buena multa de unos miles de euros, igual, centimos arriba o abajo, que la que le pusieron a la revista de la Asociación de Jueces Francisco de Victoria por publicar el poema titulado “ De monjas a diputadas” donde se podía leer las frases objeto de la indemnización de 70.000 € (50.000 al autor del articulo y 20.000 a la redacción de la revista por no vigilar el contenido del citado poema, donde se podía leer: “La Diputada Montero, por una inquieta bragueta, va con Tania al gallinero”.


Pues cojonudo el caso de patoso tonto de Wyoming, la regla de tres simple, si por decir aludir a la bragueta de Pablo Iglesias, se multa con un pastón, soltar la mocosidad de Dani Mateo deberá costar o lo mismo o “si se puede” un poco más.

Libre@Diario