siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube

Podemos manifiesta la ausencia de cooperación del Cabildo con el pueblo saharaui refugiado en Tinduf

|


Foto Belda

TENERIFE


María José Belda, consejera insular por el grupo de Podemos en el Cabildo de Tenerife, ha expresado la disconformidad de su partido, ante la confirmación de la falta de cooperación que refleja la corporación insular con las personas saharauis que se encuentran en los campos de refugiadas de Tinduf -en el desierto de Argelia-, mientras que, por otro lado, el grupo de Gobierno sí está disponible para sacarse fotos electoralistas cuando la Isla acoge a niñas y niños saharauis que llegan para pasar sus vacaciones de verano.


Belda ha descrito las penurias que sufren las miles de personas saharauis, adultas y menores, que viven en dichos campos de refugiadas: “Donde las condiciones de vida son extremas, con temperaturas radicales, no existe agua corriente y la alimentación llega a través de ayudas internacionales, entre muchos otros problemas”. La consejera de la formación morada agrega que: “Desde Podemos, hemos preguntado al grupo de Gobierno si se están destinando inversiones para favorecer el desarrollo y las mejoras, tanto sociosanitarias como económicas, de las personas que viven en los campos de refugiadas de Tinduf”. La respuesta ha sido: “Un rotundo no”, ha concretado la consejera de la formación morada.


Durante la Comisión Plenaria de Gobierno Abierto, el grupo de Gobierno ha corroborado que los gastos realizados hasta ahora han estado asignados a la colaboración con el programa ‘Vacaciones en paz’, una iniciativa promovida por la Asociación Canaria de Amistad con el Pueblo Saharaui (ACAPS), destinando 22.000 euros en el año 2018, y contempla un presupuesto de 25.000 euros para el 2019. “Si dividimos la ayuda del presente año entre las 70 niñas y niños que vinieron a Tenerife, sale un reparto de 314 euros, lo que prácticamente no cubre el pasaje de ida y vuelta a Tinfuf”, matiza Belda.


Sin embargo, Belda ha querido destacar un dato relevante, y es que: “De forma contradictoria a la imagen de relación amistosa entre el pueblo tinerfeño y saharaui que pretende mostrar el grupo de Gobierno, Carlos Alonso acudió en mayo del presente año a Marruecos con el fin de estrechar lazos económicos, siendo éste el país invasor que, a día de hoy, continúa incumpliendo en los territorios ocupados del Sáhara Occidental con la ‘Declaración Universal de los Derechos Humanos’, de las personas saharauis que siguen viviendo en esta zona”.


A este respecto, María José Belda considera que: “Mantener relaciones económicas con el país invasor de este conflicto, que dura ya 43 años, y en el que la ONU ha dictaminado que España sigue siendo administrativamente responsable, éticamente es un acto hostil hacia el pueblo saharaui, al que además estamos dejando sin ningún tipo de asistencia desde esta institución”.


En conclusión, Belda remarca la necesidad de promover el desarrollo, sociosanitario y económico, desde el Cabildo para mejorar la vida de la población que continua en los campos de refugiadas: “Sabemos que hay proyectos, principalmente impulsados por varias ONG, que intervienen en la zona para mejorar dichas condiciones, que es nuestra principal demanda al Cabildo”.

Libre@Diario