siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube

Máñez asegura que el SIVE funciona y permite que Canarias no esté sufriendo la crisis de los cayucos de 2006

|

MAu00d1EZ


CANARIAS / EUROPA PRESS@


La delegada del Gobierno de Canarias, Elena Máñez, ha afirmado que el Sistema Integrado de Vigilancia Exterior (SIVE) "funciona" y es lo que está permitiendo que el archipiélago no esté sufriendo la crisis de los cayucos que vivió en el año 2006.

Así lo ha señalado en declaraciones a los medios, a raíz de que el presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, haya dicho que la no instalación de un radar Lanzarote está permitiendo la llegada de pateras y cayucos por el norte de la isla sin que sean detectadas por el SIVE.

Elena Máñez ha querido dejar claro que el SIVE es un dispositivo que va "mucho más allá" de la parte informática y está compuesto por distintos medios, tanto humanos como materiales, que evitan que salgan pateras de los países de origen o patrullan tanto por mar como por aire. "Todos esos medios son los que componen el SIVE, que, en su conjunto, funciona".

La delegada admitió que existe un radar en Lanzarote que no se ha podido poner en marcha por problemas con los herederos del solar donde debía instalarse, que no autorizan su puesta en marcha. No obstante, insistió en que "una cosa es que haya un medio que no se ha podido habilitar y otra muy distinta es poner en cuestión todo el sistema".

Máñez afirmó que una prueba de que el SIVE está funcionando es que a pesar de que ha habido un incremento notable de la llegada de pateras y cayucos, no se están viendo las imágenes de 2006. Asimismo, pidió mirar a lo que está pasando en otros lugares del país, como Andalucía, que está sufriendo una presión "mucho mayor" que la que se está viviendo en Canarias.

Aclaró, además, que desde la Delegación se está trabajando de forma coordinada con el Gobierno de Canarias y los cabildos ante un incremento que ya se veía venir desde 2017 e incidió en que existe "total predisposición" y las puertas "están y van a seguir abiertas". En cualquier caso, dijo que una situación como ésta se tiene que abordar desde la cooperación y la lealtad institucional, no desde la crispación.

Preguntada por la declaración de emergencia humanitaria por parte del Cabildo de Lanzarote, la delegada dijo que respeta las decisiones que se toman por parte de cualquier administración, pues reconoce que ha habido un incremento en la llegada de menores extranjeros no acompañados. En cualquier caso, recordó e insistió en que su tutela es responsabilidad del Gobierno canario y de los cabildos.

Asimismo, quiso recordar que hace unos meses se puso sobre la mesa que había que tomar medidas por parte de las administraciones públicas ante un posible incremento de menores extranjeros no acompañados que se estaba produciendo, y tampoco ve justo que se centre el debate en si se autoriza o no por parte de Defensa el uso del acuartelamiento de Arrecife para acoger a estos menores, pues, aclaró, son unas instalaciones que por motivos de seguridad requieren estar disponibles ante cualquier cuestión que afecte a la seguridad.

Cuestionada por si se está viviendo una crisis humanitaria en Lanzarote, Máñez apuntó que estamos en los meses en los que las condiciones del mar y el tiempo son las más favorables para la llegada de pateras, y remarcó que son muchas las embarcaciones las que no llegan a las costas canarias gracias a la información de los países de origen, que permite tomar medidas contra las mafias que trafican con personas.

Para Máñez es "evidente" que hay un incremento en la llegada de menores extranjeros no acompañados y dificultades por parte de los cabildos para darles acogida, por lo que ve necesario articular entre todas las administraciones con competencia las medidas para hacer frente a esta situación. 

Libre@Diario