siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube

El Gobierno alerta del calentamiento global y urge a evitar los gases de efecto invernadero: “No vale ser tímidos”

|


CLIMA


MADRID


La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, alertó este lunes de las conclusiones del Panel Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de Naciones Unidas (IPCC), que asegura que el calentamiento global no puede superar los 1,5ºC respecto a la era preindustrial, y enfatizó que “no vale ser tímidos” contra los gases de efecto invernadero.


No hay más tiempo que perder, tenemos que acelerar toda nuestra acción. Hoy empieza el futuro inmediato, el medio plazo y el largo plazo porque, simplemente, no es viable una solución mágica”, declaró la ministra durante su intervención para valorar el informe de los expertos de la ONU. El documento asegura que es preciso limitar el aumento de la temperatura global por debajo de 1,5ºC, y no los 2ºC que recogía la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático de París celebrada en 2015.


Thelma Krug, vicepresidenta del IPCC, compareció en este acto por videoconferencia desde Corea del Sur -donde se ha hecho público el informe- para explicar que desde la etapa preindustrial (alrededor de 1850) hasta ahora, la temperatura global se ha incrementado en un grado. “Lo queremos parar en uno y medio”, indicó.


El informe de los expertos de Naciones Unidas asegura que “con la trayectoria de emisiones actuales y cumpliéndose los compromisos de los países, hay un muy alto riesgo de superar un incremento de la temperatura global superior al grado y medio”. Según Krug, “es probable que se supere ese nivel entre 2030 y 2052”.


Para la ministra para la Transición Ecológica, los acuerdos de la cumbre del clima de París se quedaron muy por debajo de las necesidades del planeta. “Si se cumplieran todas las contribuciones de París, estaríamos aún lejos de garantizar esa seguridad”, enfatizó junto al ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque, también presente en el acto.


Duque puso de relieve que los cálculos de la ONU provienen de “medidas tomadas durante muchos años por mucha gente, calibradas y vueltas a calibrar”, por lo que “no estamos hablando en absoluto de una opinión, sino de datos objetivos” a los que es preciso prestar atención.


CONSECUENCIAS


Para Thelma Krug, reducir a 1,5 grados el límite del calentamiento global respecto a la etapa preindustrial implica reducir también “el riesgo de impacto severo para especias endémicas y amenazadas y el cambio climático extremo”, o garantizar el rendimiento de los cultivos de maíz, arroz y trigo, sobre todo en África, América del Sur y Central”.


Será necesario un esfuerzo muy grande, se requiere una transición sin precedentes en todos los ámbitos de la sociedad” para “reducir fuertemente las emisiones de CO2 y alcanzar las emisiones neto cero en 2050” en cuanto a gases de efecto invernadero, añadió esta experta.


La ministra Ribera puntualizó que “ya hemos perdido mucho tiempo” y que “probablemente” los esfuerzos que se han hecho hasta ahora han sido “por debajo de lo que hubiera resultado necesario”, así como que “la comunidad científica no puede ir más allá de lo que ha hecho” y que es el turno de los gobiernos y el sector privado para implicarse.


España, según recordó el propio Pedro Duque, tiene especial interés en los efectos del calentamiento global debido a la especial vulnerabilidad de la región mediterránea, dado el estrés hídrico que sufrirá durante las próximas décadas.


Para Ribera, “la principal orientación es reducir al máximo las emisiones de gases de efecto invernadero” pero “sin poner en riesgo el desarrollo sostenible” o “la erradicación de la pobreza”, ya que “no se trata de parar un país sino al contrario, se trata de activar un modelo de desarrollo que resulte mucho más equilibrado y justo”.



FUENTE / (SERVIMEDIA)

Libre@Diario