siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube

‘The Economist’ cree que Sánchez “puede hacer poco” en Cataluña sin ganar unas elecciones generales

|


THE ECONOMIST


MADRID / AGENCIAS / SERVIMEDIA


La revista británica ‘The Economist’ considera que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez,puede hacer poco” en el conflicto en Cataluña “sin ganar un mandato claro en unas elecciones generales”.


Así lo señala la revista en un nuevo artículo titulado 'Los separatistas están separándose' en el que apunta que el independentismo catalán afronta “nuevos dilemas” un año después del 1-O.


The Economist’ relata que tras el referéndum ilegal del 1-O de 2017, “nada y todo ha cambiado”. Desde entonces, se aplicó el artículo 155 de la Constitución Española, que suspendió la autonomía de Cataluña, y se imputó a Carles Puigdemont y a 12 personas más por rebelión. Según la revista, “la declaración de independencia nunca tenía que haber ocurrido”.


El 1-O está marcado para muchos catalanes independentistas como una “mayor derrota para el Gobierno español que para su propia causa”.


The Economist’ recoge las palabras de la portavoz de la Generalitat, Elsa Artadi, quien afirmó que si se sitúa a Cataluña en el mapa internacional se aprecia que el estado “no tiene control sobre algunas partes” de la región.


Sin embargo, la revista cree que el horizonte es diferente, puesto que el anterior presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, le ha marcado a Pedro Sánchez “un camino”.


El hecho de que el Gobierno de Sánchez abogue por una solución política y algunos ministros apunten que preferirían que no hubiera independentistas presos tiene “desorientado” al movimiento separatista, según un asesor de Sánchez que recoge la revista.


Por otra parte, ‘The Economist’ cree que es una “fanfarronada” que el presidente de la Generalitat, Quim Torra, le dé a Sánchez un plazo de un mes para celebrar un referéndum de independencia o le retira su apoyo en el parlamento.


Cree que la Generalitat está actuando fuera de la ley y que “el divorcio entre la retórica y la realidad está provocando divisiones” en el propio movimiento separatista.


Según un asesor del Gobierno, “quizás” la mitad de los dos millones de apoyos independentistas persigan la “desobediencia civil”, pero otra mitad quiere reformas, solo que están “inhibidos” para hablar. Por todo ello, ‘The Economist’ cree que Sánchez “puede hacer poco sin ganar un mandato claro en unas elecciones generales”.

Libre@Diario