siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube

El Estado español retiró fondos de los bancos catalanes tras el referéndum del 1-O

|


CAIXA


BARCELONA / con información de  AGENCIAS


Las empresas públicas y agencias del Estado retiraron fondos de manera masiva de los principales bancos catalanes durante los días inmediatamente posteriores al referéndum unilateral de autodeterminación del 1 de octubre de 2017, informa el diario Ara.


Según este periódico, que cita fuentes de CaixaBank y el Banco Sabadell, a partir del 2 de octubre estas entidades sufrieron una fuerte fuga de capitales.


Aunque ninguna de las entidades bancarias confirmó las cantidades exactas de manera oficial, según un directivo consultado por el Ara "entre Renfe (trenes), Adif (ferrocarriles), Puertos del Estado, RTVE (radio y televisión) y otras, sacaron 2.000 millones de euros del Sabadell en un solo día".


Según esta misma fuente, "las agencias estatales fueron las primeras en retirar el dinero, lo que provocó un efecto bola de nieve".


Otro ejecutivo aseguró al medio que "hasta un tercio del total de depósitos que salen aquel día es dinero de administraciones públicas y empresas controladas por el Estado."


El medio relata que Jaume Guardiola, consejero delegado del Sabadell, llamó durante aquellos días a los responsables de las empresas públicas para aclarar los motivos de su procedimiento, y que la respuesta que recibió era que los fondos fueron retirados por "órdenes políticas".


SABADELL


Otra de las fuentes consultadas incluso mantuvo al diario que el entonces ministro de Economía, Luis De Guindos, tranquilizó a un ejecutivo asegurándole que una vez se produjese el cambio de sede fuera de Cataluña el dinero retornaría a la cuenta del banco, como finalmente acabó sucediendo.


El Ara señala la inexistencia de cifras exactas de la fuga de capitales, que algunos medios sitúan en 9.000 millones de euros y otros en los 6.000, pero su propia investigación apunta a que únicamente el Banco Sabadell sufrió una fuga de 12.000 millones de euros, a la que aún habría que sumar la de CaixaBank, por lo que calcula que la cifra definitiva pudo llegar a ser de 35.000 millones de euros.


Esta fuga de capitales, explica el medio, provocó que entre el lunes y jueves posteriores al referéndum CaixaBank registrase pérdidas por valor de un 8 por ciento en sus acciones, mientras que los títulos del Sabadell se vieron más afectados, perdiendo hasta un 12 por ciento de su valor.

Libre@Diario