siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube

La confianza del consumidor se desploma

|


CONSUMIDOR


MADRID


La confianza del consumidor español bajó el pasado mes de septiembre 11,9 puntos respecto al mes anterior y se situó en 90,6 puntos, el nivel más bajo de los dos últimos años, según el Índice de Confianza del Consumidor (ICC) publicado este miércoles por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).


Este descenso se produce por la reducción de las expectativas (-7,4 puntos) y especialmente por la caída de 16,3 puntos en la valoración de la situación actual.


El ICC se sitúa en estos momentos en valores inferiores a los registrados en los dos últimos años, muy similares a los observados en septiembre y octubre de 2016, y acumula una caída de 17 puntos desde el mes de junio de este año, según destaca el CIS en una nota de prensa.


En relación al mes de septiembre del pasado año, la evolución es negativa y en todos sus componentes. El ICC pierde desde septiembre del pasado año 12,6 puntos, con un descenso en términos absolutos para la valoración de la situación actual de 12,9 puntos, mientras que las expectativas ofrecen una caída muy similar de 12,4 puntos. En términos porcentuales el perfil de la evolución registrada es prácticamente igual: el ICC pierde un 13,9% como resultado de un descenso del 15,5% en la valoración de la situación actual y del 12,6% en las expectativas.


Expresado en tasas de variación, en este mes de septiembre el ICC respecto al pasado mes de agosto baja un 0,115 en términos absolutos o un 11,5 en porcentaje, mientras que la tasa interanual desciende un 12,2% en relación al mismo mes de 2017. Por último, tomando como base enero de 2005, el ICC se encuentra en estos momentos 7,6 puntos por debajo de los valores que se obtuvieron entonces, mientras que en septiembre del pasado año esa misma diferencia se situaba en +5,3 puntos.


La evolución trimestral también es negativa, tanto en el corto plazo como en términos anuales: el ICC del tercer trimestre baja 1,9 puntos respecto al registrado en el trimestre anterior, un 1,81% en tasa trimestral. Este descenso se debe básicamente al descenso de 3,1 puntos del índice de expectativas, mientras el índice de situación actual registra un descenso de solo 0,7 puntos.


En relación al tercer trimestre del pasado año 2017 los datos actuales suponen un descenso del 6,6% en el ICC, un 6,62% en tasa trimestral interanual, como resultado de los descensos del 6,8% en la situación actual y del 6,4% en las expectativas.


PERCEPCIÓN ECONÓMICA


El índice de valoración de la situación actual alcanza en septiembre los 82,9 puntos, con un descenso de 16,3 puntos en relación al obtenido el pasado mes de agosto. Esta evolución del índice es el resultado de un comportamiento muy negativo de la valoración de la evolución general de la economía, que cae en este mes 22 puntos, y del mercado de trabajo, que desciende 20,1 puntos en su valoración.


Por su parte, la percepción de la situación de los hogares presenta una evolución más moderada en su caída, con una pérdida de 6,9 puntos en los últimos 30 días.


En relación a los datos de septiembre de 2017 la evolución vuelve a ser negativa y con un perfil e intensidad muy similar. La valoración de la situación económica del país es hoy 21,7 puntos inferior, las opciones que ofrece el mercado de trabajo se valoran 13,9 puntos por debajo del valor de hace un año y la situación en los hogares pierde 3 puntos en los últimos 12 meses.


Si se analiza la evolución en términos relativos las diferencias son muy similares: desde septiembre de 2017 la valoración de la situación económica general desciende un 21,9% y la valoración de las posibilidades del mercado de trabajo bajan un 14,5%, mientras que la valoración respecto a la situación de los hogares desciende un 3,2%.


La evolución trimestral de este índice vuelve a mostrar unos resultados en general negativos y con mayor intensidad en el largo plazo. Así, la valoración de la situación económica retrocede un 4,1% respecto al segundo trimestre del año, las valoraciones del mercado de trabajo descienden un 1,3% y la situación de los hogares mejora un 3,2% en los últimos 90 días.


Sin embargo, en relación al mismo trimestre de 2017, la evolución vuelve a mostrar un signo más claramente negativo: el índice de situación actual de la economía desciende un 9,4%, el del empleo retrocede hasta un 6,4% y la situación de los hogares muestra una caída del 3,7% desde entonces.


EXPECTATIVAS


El índice de expectativas llega en este mes a los 98,2 puntos, un descenso de 7,4 puntos, 7,0 en porcentaje, respecto al mes precedente. La evolución de sus tres componentes es negativa. Las expectativas respecto a la situación futura de la economía y las relativas al mercado de trabajo ofrecen las caídas más acusadas, -12,7 puntos y -7 puntos, respectivamente, mientras que el retroceso de las expectativas respecto a la evolución de los hogares es más moderado, -2,5 puntos.


En términos interanuales, los datos de expectativas vuelven a mostrar una evolución negativa. Desde septiembre del pasado año, las expectativas respecto a la situación económica del país se han reducido 20,5 puntos y las referidas al futuro del empleo 16,2 puntos. Por su parte, las expectativas de los hogares permanecen casi estables, con un descenso de 0,4 puntos. 


En porcentaje, las expectativas respecto de la situación económica general y las referidas al empleo retroceden en el último año un 18,3% y un 14,5%, respectivamente, mientras que las de los hogares limitan su caída a tan solo un 0,4%.


La evolución trimestral de los tres componentes de este índice vuelve a mostrar las mismas pautas ya descritas para el ICC y el índice de situación actual, una evolución menos negativa en el corto plazo que se intensifica en la comparación anual. Así, la valoración de las expectativas respecto de la economía en general retrocede un 7,1% con relación al anterior trimestre de este año.


En ese mismo periodo las expectativas respecto a la evolución del mercado de trabajo retroceden un 3,9%, mientras que en el caso de la situación futura de los hogares se produce un aumento del 2,7%. En relación al tercer trimestre de 2017 la evolución es más pesimista: -11,1% para las expectativas sobre la economía, -8,4% en relación al mercado de trabajo y con una mínima subida en referencia a la situación de los hogares, +0,5%.

Libre@Diario