siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube

Aznar asegura que no existe “ninguna ‘caja B’ en el PP”

|


AZNAR


LIBRE@DIARIO/CONGRESO DE LOS DIPUTADOS


El expresidente del Gobierno y del Partido Popular José María Aznar aseguró este martes que “no existe ninguna caja ‘b’” en la formación que presidió durante 14 años y de la que se siente “muy orgulloso”.


Así lo dijo durante su comparecencia en la comisión de investigación sobre la financiación del PP a preguntas del diputado del PSOE, Rafael Simancas, cuando éste le preguntó por los llamados ‘papeles de Bárcenas’.


El expresidente dijo que de esta cuestión contestará el extesorero del PP Luis Bárcenas pero que “no está demostrada” la existencia de ninguna ‘caja b’ y tampoco “ existe ninguna organización del Partido Popular dedicada a cometer actos delictivos”. No existe, remarcó, “ni una sola prueba”.


El diputado socialista le trasladó a Aznar que presidió “un partido durante 14 años que es sistémica e institucionalmente corrupto”. El expresidente del PP reiteró que su partido no es un partido corrupto y reconoció que se siente “muy orgulloso” de haber sido presidente del PP y de la “hoja de servicios” por España que puede presentar esta formación. Y le recordó que durante el discurso de la moción de censura el hoy presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, repitió hasta cuatro veces que el Partido Popular no es un partido corrupto.


AZNAR LO NIEGA TODO Y ATACA A SUS INTERLOCUTORES


Las preguntas de los diputados se centraron sobre todo en el caso Gürtel, la trama corrupta por la que el Partido Popular fue condenado el pasado mes de mayo como partícipe a título lucrativo, propiciando la sucesión de hechos que acabó con la presentación de una moción de censura que tumbó al Gobierno conservador de Mariano Rajoy.


Los hechos probados de la llamada "primera época de Gürtel" se sitúan entre los años 1999 hasta 2005 —Aznar fue presidente del PP entre 1990 y 2004— y detallan como el Partido Popular tejió "estructura de colaboración estable" con diversos empresarios con los que estableció "un eficaz sistema de corrupción institucional a través de mecanismos de manipulación de la contratación pública".


Según los jueces, las cantidades detraídas sirvieron directamente para pagar gastos electorales del Partido Popular.


Durante el interrogatorio, Aznar subrayó que la condena a título lucrativo implica que "el desconocimiento de la comisión de delitos" y, además, puso especial énfasis en que el caso en cuestión, aunque sirvió para condenar al partido a nivel nacional, se centraba en analizar lo sucedido "únicamente en dos municipios de Madrid".


De manera recurrente, el expresidente fue cuestionado por su relación con algunos empresarios de la red corrupta, la presencia de alguno de ellos en la boda de su hija —lo que volvió a levantar comentarios sobre semejanzas con la película El Padrino— e incluso, sobre si son suyas las iniciales "JM", plasmadas en apuntes del extesorero del partido sobre el pago de sobresueldos.


Aznar dijo no saber a quién corresponden esas iniciales y negó cualquier tipo de relación con los empresarios de la trama Gürtel.


Los episodios más tensos del interrogatorio fueron los turnos de preguntas de Rafael Simancas, diputado del PSOE; Gabriel Rufián, diputado de la independentista ERC y Pablo Iglesias, de Unidos Podemos.


"Usted es el padrino de este cártel", le dijo Rufián a Aznar, que respondió calificando al diputado catalán de "golpista" por la actuación de sus compañeros en Cataluña.


Por su parte, Pablo Iglesias concluyó que, a la vista de lo expuesto en la comisión, Aznar es "el máximo responsable político de la corrupción del Partido Popular".


En sus turnos de réplica, Aznar eludió varias de las preguntas aludiendo a temas polémicos de la actualidad o de otros partidos.


Entre otras cosas, recordó casos de corrupción del PSOE, acusó a ERC de golpistas y afirmó que Podemos quiere destruir la democracia y que para ello se financia ilegalmente con fondos de Venezuela e Irán.


En una de las últimas intervenciones de la comisión —que duró más de cuatro horas—, Pablo Iglesias dijo sentir "vergüenza" por la "patética imagen" que a su modo de ver dio el expresidente del Gobierno.





Libre@Diario