siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube

El Aquarius y Proactiva han salvado más de 62.000 vidas en el mar desde 2016

|


AQUARIUS


MADRID


Alrededor de 62.000 personas han sido rescatadas desde 2016 en el mar Mediterráneo, tras naufragar cuando intentaban llegar a Europa desde las costas de África, por los barcos ‘Aquarius’ de SOS Méditerranée y ‘Astral’, ‘Golfo Azzuro’ y ‘Open Arms’ de la organización humanitaria Proactiva.


Tras más de dos años de operaciones en el Mediterráneo central, el Aquarius ha asistido a más de 29.000 personas en más de 200 operaciones, según confirmaron a Servimedia fuentes de Médicos sin Fronteras, que junto a SOS Méditerranéé opera esta embarcación.


Por su parte, la ONG Proactiva ha salvado a 59.395 personas, 32.573 de ellas en la ruta de Lesbos y 26.822 en el Mediterráneo Central. De estas, 14.956 fueron rescatadas por el Astral; 6.558 por el buque Golfo Azzuro, y 5.308 se salvaron a bordo del Open Arms, confirman desde esta ONG.


Cuando en 2015 comenzaron las llegadas masivas de migrantes a las islas griegas, decenas de organizaciones humanitarias realizaban tareas de salvamento y rescate en el Mediterráneo. En 2016, el grueso de las llegadas se desplazó a Italia, y con ellas los barcos de las ONG.


Poco a poco, los gobiernos maltés e italiano y los guardacostas libios aumentaron las dificultades a su trabajo, ya fuera reteniendo barcos, ya mediante el cierre de puertos. En la actualidad, solo los barcos de SOS Méditerranée y Proactiva trabajan en la zona.


EL AQUARIUS


A principios de junio, el barco Aquarius se quedó en un limbo con 629 personas a bordo después de que Malta e Italia decidiesen cerrar sus puertos, y este domingo, volvió a pedir a los gobiernos europeos que le asignen “un puerto seguro y lo más cercano posible”, a fin de desembarcar a 141 migrantes rescatados en aguas internacionales el pasado viernes.


Las 141 personas viajaban desde Libia rumbo a Italia en dos precarias pateras de madera localizadas a la deriva. De ellas, 67 declararon ser menores no acompañados y otros seis niños viajan con al menos un progenitor.


Dos terceras partes de los migrantes proceden de eritrea, de donde huyen muchísimos varones jóvenes para evitar el reclutamiento forzoso, y de Somalia, uno de los Estados más frágiles del mundo.


Tras la negativa inicial de Malta, Libia e Italia, el Aquarius pidió refugio a Francia y España, que también negaron sus puertos hasta que el martes se conoció un acuerdo entre media docena de países de la UE para que Malta acoja el barco y los inmigrantes a bordo se repartan entre España, Portugal, Francia y Alemania.

Libre@Diario