siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube

CaixaBank traspasa al fondo Lone Star 7.000 millones en activos inmobiliarios

|


CAIXABANK


ELDIARIO.ES@


  • La compañía vende los activos que tenía clasificados para la venta así como la inmobiliaria Servihabitat, que recientemente había recomprado a la estadounidense TPG
  • El valor bruto de todos los activos incluidos se estima en 12.800 millones de euros, lo que reduce de manera importante su exposición al ladrillo


CaixaBank ha dado este jueves un paso importante para la reducción del ladrillo en su balance. La compañía ha alcanzado un acuerdo con el fondo Lone Star para traspasarle casi 7.000 millones en activos inmobiliarios, incluyendo su inmobiliaria Servihabitat. El valor bruto de esta cartera es de 12.800 millones de euros.


En concreto, CaixaBank creará una nueva sociedad cuyo propietario será, en un 80%, el fondo de inversión y mantendrá el otro 20%. Se trata de una operación muy similar a la realizada entre Banco Santander y Blackstone con el ladrillo de Banco Popular el pasado año.


La cartera incluye aquellos activos que tenía clasificados para la venta y los incluidos en Servihabitat. La compañía catalana había recomprado hace días el 51% del capital de dicha inmobiliaria por 176 millones al fondo estadounidense TPG, que lo había adquirido en 2013. De hecho, la operación con Lone Star dependerá de que se culmine la adquisición de Servihabitat.


La empresa no ha aclarado el valor definitivo del acuerdo que, según ha avanzado, equivaldrá al 80% de la valoración final del negocio inmobiliario al cierre de la transacción. Gonzalo Gortázar, consejero delegado de la entidad, ha celebrado a través de un comunicado que esta operación le permite a la compañía "adelantar varios años los objetivos estratégicos de reducción de activos problemáticos". Hasta la fecha, era una de las compañías que tenía una peor situación en este apartado.


Servihabitat permanecerá dando servicios a los activos inmobiliarios del grupo financiero durante cinco años en virtud de un nuevo contrato de servicios.


La compañía ha asegurado que la desconsolidación del negocio inmobiliario tendrá un impacto neutral en sus resultados. Por contra, prevé un ahorro en costes con esta operación de 550 millones de euros entre 2019 y 2022. El cierre de la transacción está previsto para el último trimestre del año o el primero del ejercicio próximo.


CaixaBank se une de esta manera a las grandes operaciones de la banca que ha visto en los fondos de inversión una vía de desagüe para las importantes cotas de activos problemáticos que quedaron en sus balances tras la crisis y su exposición al negocio inmobiliario. Otros importantes acuerdos son el ya citado de Banco Santander con Blackstone o el de BBVA con Cerberus, cuyo cierre está previsto para antes de que se cierre el año.


Los ocho bancos españoles cotizados sumaban al cierre del primer trimestre del año más de 52.000 millones de euros en activos adjudicados, aquellos que recibieron como pago por los créditos impagados, especialmente de promotores. A ello se sumaban los créditos que a día de hoy siguen siendo morosos. Juntos alcanzaban cerca del 13% del total de activos de la banca española.


eldiario.es


Imagen caixa


GRAVISIMO PARA CANARIAS


CaixaBank-CajaCanarias traspasa todas las viviendas de embargos hipotecarios o posibles y ocupaciones que hoy habitan o necesitan muchas familias. Lo vende a un fondo buitre extranjero y se quita un problema, la mala imagen de tener que desahuciar a una familia, cosa que hará ahora sin el más mínimo escrúpulo una mafia empresarial extranjera para especular en su beneficio.


Es una gravísima noticia para Canarias sobre todo, porque lo tocan de refilón los medios de comunicación en las islas, tristemente.


Lone Star es un Fondo Buitre... pero...


Pisos


¿Qué son Fondos Buitre?


Los fondos distressed o holdouts, más conocidos como fondos buitre, son fondos de capital riesgo que compran deuda de economías en problemas, cercanas a la quiebra, para posteriormente presionar y cobrar la totalidad del valor de esa deuda, además de los intereses por los años adeudados, sin atender a reestructuraciones o quitas. Su campo de acción abarca tanto a países con situaciones financieras críticas como a empresas con graves problemas económicos.


Objetivo

El principal objetivo es comprar activos con el menor precio posible y que en el momento de la venta, en un periodo a corto o medio plazo, se venda a otros inversores para conseguir altas rentabilidades.


Modo de operar


  • Eligen mercados en mala situación económica, casi en quiebra
  • Cuentan con amplios conocimientos del mercado en el que van a entrar
  • Están integrados por grandes especialistas en procesos de reestructuración de empresas. Además, por regla general, la mayoría parten de sociedades de inversión de capital riesgo
  • Compran títulos a muy bajo precio, llegando a ser incluso el 10% o 20% de su valor nominal
  • Intentan reflotar esta compañía en mal estado para venderla después a un precio mucho más alto del pagado por ella
  • No obstante, como en cualquier operación, el éxito no está garantizado y toda operación de este tipo conlleva su riesgo



Críticas

Se trata de compañías que no terminan de gustar en el ámbito financiero y se considera que el calificativo de buitre (aves que se alimentan de animales muertos) se ajusta muy bien a su modo de subsistir: gracias a Estados y compañías al borde de la muerte. Por ello, han sido puestas en entredicho por varias organizaciones, entre ellas el G20.


De la situación opuesta, economías que van bien, se beneficia otra especie de inversores, los llamados ‘capitales golondrina’, capital que llega a un país cuya economía ofrece en un momento dado buenas perspectivas de rentabilidad, aprovechan esa oportunidad por un corto plazo de tiempo y se van, sin enriquecer la economía del país y dejando incluso efectos negativos, como la revaluación de la moneda u otros.

Libre@Diario