siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube

España vive una situación inédita desde los 70: así es la combinación de fuerte crecimiento y superávit externo

|


Think Tank 2017


LIBRE@DIARIO/CEPREDE@


La economía española mantendrá un saldo exterior positivo los próximos años, porque las exportaciones seguirán creciendo a un ritmo de al menos un 4%, y las importaciones aumentarán menos debido a un crecimiento medio-bajo de la demanda nacional, según un análisis del 'think tank' EuropeG. 


Crecimiento económico con equilibrio exterior. Un nuevo escenario para la economía española se ha presentado este jueves en la Cámara de Barcelona con el autor de este 'policy brief', el catedrático Rafael Myro (Universidad Complutense de Madrid); el director de EuropeG, Antoni Castells; el presidente de la Cámara de Barcelona, Miquel Valls; el presidente de Puig, Marc Puig, y la socia de Alta Life Sciences Montserrat Vendrell.


Ya van tres años


El informe destaca que España acumula más de tres años con un saldo exterior positivo, lo que se combina con un crecimiento del PIB superior al 3%, una situación inédita en los últimos 45 años.


Desde 1970-73, la economía española no había conseguido tres años consecutivos de crecimiento a una tasa anual superior al 3% sin incurrir en un déficit exterior "de cierto relieve", cuya corrección exigía combinar la devaluación de la moneda con moderación del gasto.


Sin embargo, ahora hay una situación "bastante excepcional", según Castells, porque el PIB español ha crecido por encima del 3% mientras que el balance exterior es positivo porque hay más exportación que importación: por eso EuropeG ha querido analizar si se puede prolongar o es una situación pasajera.


Myro ha concluido que en escenarios de alto crecimiento del PIB, en torno al 4%, el superávit exterior de España tendería a reducirse gradualmente porque las importaciones crecerían por encima; pero para crecimientos menos expansivos como los que se prevén, las importaciones crecerían menos y el saldo del comercio exterior tendería a mantenerse o subir.


Así, si se cumplen las previsiones de crecimiento del PIB de alrededor del 2,3%, el saldo exterior crecerá y habrá cada vez más superávit; y si la economía española crece en torno a un 3%, el saldo exterior tenderá a mantenerse.


"Podemos asegurar que las exportaciones difícilmente van a crecer menos del 4% en volumen", según Myro, que ha dicho que el 12% de empresas en España con la productividad adecuada para salir al exterior aún no lo ha hecho, por lo que espera que lo hagan en los próximos años y siga aumentando el volumen de empresas exportadoras.


"Un crecimiento del 4% es un mínimo, y se puede dar por bastante seguro", y ha augurado que las importaciones van a crecer a un ritmo proporcional al crecimiento de la demanda --está previsto que sea medio-bajo--, por lo que se mantendrá un saldo exterior positivo.


Salarios altos y más productividad


Myro ha destacado que las empresas que exportan pagan salarios un 8% más altos y su productividad es un 18% más elevada que las que no exportan: por eso tienen menos costes laborales unitarios.


"Lo que es central es tener una elevada productividad; no unos bajos salarios. No solo no hay que bajar los salarios, sino que se pueden subir", ha afirmado.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Libre@Diario